Cáncer bachiller

Share Button

TUMORES CRANEALES

GLIOMA

Los gliomas representan un grupo de tumores malignos que pueden originarse en cualquier parte del sistema nervioso central (SNC), esto es, en el cerebro o, con mucha menos frecuencia, en la médula espinal (véase la ilustración siguiente). Se caracterizan por un patrón infiltrativo de crecimiento y/o una tendencia a difundirse localmente dentro del SNC. La diseminación del tumor fuera del cerebro no suele producirse.

CLASIFICACIÓN

La siguiente tabla proporciona un resumen de los principales tipos de gliomas o tumores cerebrales según las células de las que se derivan y el grado al que pertenecen.

Epidemiología


El glioma es considerado un tipo poco común de cáncer porque afecta a menos de 6 personas de cada 100.000 cada año. No obstante, los gliomas representan el 80% de todos los tumores del sistema nervioso central. Los gliomas pueden afectar a personas de todas las edades, incluyendo niños, adolescentes y adultos jóvenes, pero son más frecuentes en las personas de 50 y 60 años.


En todo el mundo, 3 mujeres y 4 hombres de cada 100.000 personas son diagnosticados con un tumor que afecta al sistema nervioso central cada año. En Europa, 5 mujeres y 6 hombres de cada 100.000 personas son afectados cada año.

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo reconocidos de los gliomas son:

Radiaciones ionizantes

Este es un factor de riesgo ambiental establecido, tal y como queda documentado por la observación de que los individuos expuestos a las bombas atómicas, a los ensayos de armas nucleares y que han recibido irradiación craneal para la terapia del cáncer durante su infancia.

Antecedentes familiares

Unos antecedentes familiares de glioma están asociados con un incremento de 2 veces en el riesgo de desarrollar un glioma.


CUADRO CLÍNICO

Se puede sospechar la existencia de un glioma ante la presencia de diversos síntomas. Sin embargo, es importante saber que estos síntomas dependen en gran medida del tipo de glioma, así como de su ubicación exacta en el sistema nervioso central.

Convulsiones

Se trata de uno de los síntomas más comunes y, a menudo, más dolorosos de los gliomas. Las convulsiones se presentan especialmente en pacientes con tumores de crecimiento lento, como los gliomas de bajo grado.

Problemas neurológicos (conocidos como “déficits”)


Estos dependen en gran medida del lóbulo o lóbulos del cerebro que están afectados.

Pueden estar presentes problemas de visión si el lóbulo occipital está implicado. La dificultad para hablar o entender lo que se le dice a uno, así como la pérdida de función (fuerza) o sensibilidad (sensación) en una parte del cuerpo se produce cuando el plano frontal o el lóbulo parietal están afectados. 


Los cambios de personalidad y los cambios en el comportamiento tales como apatía o pérdida de iniciativa y la pérdida de control emocional/pérdida de la inhibición pueden producirse si el lóbulo frontal está comprometido. Por último, la pérdida de memoria se asocia a menudo con la implicación del lóbulo temporal, mientras que la coordinación deficiente o el movimiento incontrolado de los ojos pueden estar presentes si la enfermedad afecta al cerebelo. Cuando el glioma surge de la médula espinal, pueden estar presentes dolor, entumecimiento o debilidad en la parte inferior del cuerpo y/o pérdida de control de la vejiga o del intestino.

Síntomas resultantes del aumento de la presión en el cerebro


Estos síntomas son típicos de pacientes con gliomas de alto grado. Se producen porque el tumor crece rápidamente en el cerebro, que está contenido dentro del espacio fijo del cráneo. Esto puede ocasionar dolor de cabeza, náuseas, vómitos, visión doble y somnolencia.


Eventos tromboembólicos

Los eventos tromboembólicos, esto es, la formación de coágulos en la sangre, a menudo están presentes en los pacientes de glioma. Los pacientes de glioma suelen presentar factores de riesgo comúnmente asociados con el desarrollo de trombosis entre los que se incluyen los déficits motores y/o la inmovilidad y, tras el diagnóstico, el tratamiento con quimioterapia.

DIAGNOSTICOExamen clínico

El examen físico general (por ejemplo, de pecho, abdomen y piel) también es importante de manera tal que se puedan excluir los signos de un cáncer en otra parte del cuerpo. Con respecto al examen neurológico, el médico puede hacerle un par de preguntas, así como realizar algunas pruebas sencillas. El examen neurológico generalmente incluye:

  • Una prueba de fuerza en la que se le pedirá que apriete las manos del médico o que haga fuerza y empuje la mano del médico con sus pies.
  • La comprobación de que usted tiene sensación normal en todo el cuerpo


La petición de que toque su nariz con su dedo mientras mantiene cerrados los ojos

La petición de que camine en línea recta

Se le solicitará que responda a preguntas sencillas

Se le pedirá que siga el movimiento de un dedo con los ojos

Se le preguntará sobre su oído y sobre su vista

Examen radiológico  Exploración con TC del cerebro:


Esta prueba radiológica suele ser el primer examen que se realiza cuando se sospecha la existencia de un tumor cerebral.  La inyección de un medio de contraste, es decir, de un tinte que circula por el torrente sanguíneo, antes de esta prueba permite la obtención de una imagen más clara del cerebro.

IRM del cerebro:


La IRM es la prueba radiológica de referencia para el diagnóstico de un glioma. Si se compara con una exploración con TC, la IRM proporciona una imagen mucho más clara del cerebro. De forma similar a la exploración con TC, la IRM se realiza tras efectuar la inyección de un medio de contraste.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *