ANATOMIA

Share Button

INDICACIONES PATOLÓGICAS DEL CRÁNEO

6.1. CRÁNEO Y PATOLOGÍA CRANEAL:


Las indicaciones para los procedimientos radiológicos del cráneo han disminuido por la creciente disponibilidad de la TC y la RM. Aún así en los centros más pequeños se siguen realizando.

A. FRACTURAS DEL CRÁNEO:


son alteraciones en la continuidad de los huesos del cráneo. Aunque las radiografías tienen una excelente resolución, no se vería bien una lesión cerebral y hay que usar TC o RM para evaluar el tejido cerebral.

              1. FRACTURAS LINEALES: fracturas del cráneo que pueden aparecer como líneas radiotransparentes irregulares o recortadas situadas en ángulo recto respecto al eje del hueso.

2. FRACTURAS DEPRIMIDAS: fracturas en pelota de ping-pong. Puede producirse una separación o depresión de un fragmento de hueso en la cavidad craneal. Puede utilizarse una proyección tangencial para saber el grado de depresión en caso de no tener TC.

 3. FRACTURAS DE LA BASE DEL CRÁNEO: son fracturas a través de las estructuras densas internas del hueso temporal. Son difíciles de visualizar por la complejidad. Si se produce una hemorragia, las imágenes radiológicas simples pueden mostrar un nivel hidroaéreo en el seno esfenoidal. La TC es la modalidad de elección para saber si es hemorragia epidural o subdural.

4. HERIDAS DE BALA: pueden visualizarse en imágenes simples que se realizan para localizar las balas en una exploración ante mortem o post mortem. La bala se identifica con facilidad por su contenido de plomo.

5. NEOPLASIAS: significa «crecimiento nuevo».  Una neoplasia, según la definición de Willis, es ‘’una masa anormal del tejido cuyo crecimiento es excesivo e incoordinado respecto al de los tejidos normales y continúa aún después de interrumpir el estímulo que indujo el cambio’’. Se dice que las células neoplásicas se transforman porque siguen replicándose, aparentemente ajenas a las influencias reguladoras que controlan el crecimiento celular normal. Las neoplasias disfrutan de cierto grado de autonomía y un aumento más o menos constante del tamaño.


— NEOPLASIA MALIGNA:

crecimiento infiltrado y rápido, es más probable que produzcan metástasis (sangre, linfa e iatrogénesis), células anaplásicas (falta de capacidad de diferenciación), células pleomórficas.

— NEOPLASIA BENIGNA:

crecimiento superficial y lento, células con una gran capacidad de diferenciación y con un núcleo y citoplasma desiguales, suelen encapsularse para pasar a formar parte del organismo. Cuando una célula pierde capacidad de diferenciación, ganan capacidad de reproducción. Es decir, tienen una capacidad mitótica elevada.

Normalmente, la división y el crecimiento de las células está controlado de una manera estricta. Se crean nuevas células para reemplazar las viejas o para desempeñar nuevas funciones. Las células que están dañadas o que ya no se necesitan mueren para dar paso a las células de reemplazo sanas. Se dice que una neoplasia es ‘’benigna’’ cuando se considera que sus carácterísticas microscópicas y macroscópicas son relativamente inocentes, que se mantendrá localizado, no pueden diseminarse a otros lugares y puede extirparse con cirugía local; el paciente generalmente sobrevive. Sin embargo, a veces puede no estar ‘’localizado’’ y pueden causar una enfermedad grave.

Los ‘’tumores’’ malignos se conocen con el nombre de cáncer, la palabra deriva del latín cáncer (cangrejo), es decir, se adhieren a cualquier parte donde crecen, de forma parecida al comportamiento de un cangrejo. Maligno, aplicado a una neoplasia, es una lesión que puede invadir y destruir estructuras adyacentes y extenderse a zonas alejadas (metastatizar) para causar la muerte. La metástasis se dan en neoplasias malignas y se diseminan a distancia por sangre y el sistema linfático. No todos los cánceres siguen una evolución tan mortífera. Algunos son menos agresivos y se tratan satisfactoriamente, pero el nombre maligno es una señal de alerta. El cráneo es un foco frecuente de lesiones metastásicas.


— OSTEOLÍTICAS:


Son lesiones destructivas con bordes irregulares. Las zonas se verán radiotransparentes

— OSTEOBLÁSTICAS:

lesiones óseas proliferativas, de densidad aumentada. Crecimiento anárquico e irregular, describiendo un contorno geográfico. Las zonas se verán radiodensas.

— OSTEOLÍTICA Y OSTEOBLÁSTICA:

presentan un aspecto óseo ‘’apolillado’’, por la mezcla de lesiones blásticas y destructivas. Las zonas se ven con un aspecto algodonado.

B. OTRAS PATOLOGÍAS:


         Mieloma múltiple

consiste en una neoplasia primaria que se origina en la médula ósea. El cráneo es el lugar afectado con mayor frecuencia.

Adenoma hipofisario: son tumores de la hipófisis; se estudian principalmente por TC o RM. Las radiografías simples pueden mostrar una hipertrofia de la silla turca y una erosión de la lámina cuadrilátera del esfenoides, con frecuencia como un hallazgo casual.

Enfermedad de Paget (osteítis deformante): Es una enfermedad de origen desconocido que empieza como una fase de destrucción ósea seguida de reparación ósea. Afecta a numerosos huesos, incluido el cráneo. Radiológicamente, las áreas radiotransparentes muestran la fase destructiva, y un aspecto ‘’algodonoso’’ con áreas irregulares de aumento de la densidad (esclerosis), muestra la fase de reparación.

6.2. PATOLOGÍA DEL HUESO TEMPORAL:

Las indicaciones más habituales de los procedimientos radiológicos del hueso temporal son las siguientes:

A. MASTOIDITIS: La mastoiditis aguda es una infección bacteriana de la apófisis mastoides que puede destruir su parte interna. Las celdillas mastoideas neumatizadas son sustituidas por un absceso líquido que pueden producir una pérdida progresiva de la audición.


B. NEOPLASIAS:

                        

–NEURINOMA DEL ESTATOACÚSTICO:

este tumor benigno de la vaina del VIII par craneal se origina en el conducto auditivo interno. El paciente presenta pérdida auditiva, vértigo y pérdida del equilibrio. Se diagnostica habitualmente por TC o RM, pero puede visualizarse en radiografías simples en casos avanzados con expansión y asimetría del CAI (conducto auditivo interno) afectado

— COLESTEATOMA:

este tumor o masa quística benigna, más frecuente en el oído medio o en la regíón mastoidea secundaria a un traumatismo en esta regíón, destruye el hueso y puede producir complicaciones graves, como una hipoacusia (hipo: por debajo; acústica: audición; que se escucha por debajo. Pérdida de audición)

— PÓLIPO:

este crecimiento, que se origina en la mucosa y se proyecta hacia la cavidad (seno), puede producir una sinusitis crónica.

C. OTOSCLEROSIS: Esta enfermedad hereditaria, que comporta una formación excesiva del hueso esponjoso del oído medio e interno, es la causa más frecuente de sordera en adultos de lesión timpánica. Los síntomas empiezan a evidenciarse al final de la adolescencia o al inicio de la vida adulta. Se detecta mejor por TC.

7. INDICACIONES PATOLÓGICAS. HUESOS FACIALES:


En relación con los senos paranasales, se efectúan para mostrar patologías como el engrosamiento de la mucosa, los niveles hidroaéreos o la erosión de los bordes óseos de los senos. Entre las indicaciones patológicas más habituales en relación con los diferentes tipos de exploraciones radiológicas de los huesos de los senos y de la cara figuran las siguientes:

— FRACTURA: Es una rotura en las estructuras de un hueso causada por una fuerza directa o indirecta. Entre los ejemplos de fracturas específicas que afectan a los huesos faciales figuran las siguientes:


— POR ESTALLIDO:

Es una fractura del suelo de la órbita causada por un objeto que golpea directamente en los ojos. La fuerza es transmitida por los tejidos de ojo hundiendo el fino suelo hacia el interior del seno maxilar. Cuando se rompe el suelo de la órbita, el músculo recto inferior se hernia, a través de la fractura, al interior del seno maxilar, causando una compresión y diplopía (percepción de dos imágenes).

— EL TRÍPODE:

Es una fractura causada por un golpe en la mejilla, que da lugar a una fractura malar en tres sitios: la apófisis orbitaria, la apófisis maxilar y el arco cigomático. El resultado es un malar que ‘’flota libremente’’, o una fractura en trípode. La fractura invariablemente se extiende a través del suelo orbitario. Los pacientes pueden sufrir dolor espontáneo a la palpación, diplopía binocular y trismo.

— DE LE FORT:

Describe varias fracturas horizontales bilaterales de los maxilares, que dan lugar a un fragmento desprendido inestable.

— POR CONTRAGOLPE:


Es una lesión/fractura en un lado de una estructura, causado por un impacto en el lado opuesto

— CUERPO EXTRAÑO EN EL OJO: Consisten en la retención de un cuerpo extraño orbitario con o sin afectación asociada del globo ocular y el nervio óptico. Los cuerpos extraños inertes (ej: cristal, plomo, balinés, plásticos) pueden ser bien tolerados y deben ser evaluados y eliminados. Los CE de materia orgánica conllevan asociados un riesgo importante de infección y deben ser eliminados quirúrgicamente.

En una RM el objeto metálico se desplaza, pudiendo dañar el nervio óptico o provocar la muerte. Es habitual que se den en los accidentes industriales. Son útiles las imágenes simples para detectar la presencia de un objeto extraño metálico, pero tienen una capacidad limitada para mostrar la lesión provocada en los tejidos por estos objetos.

En la entrevista con un paciente antes de una RM deben constan preguntas en relación con la posible historia de un cuerpo extraño en el ojo. Dado que el campo magnético provoca que se mueva el fragmento metálico, podría causar una lesión en las partes blandas (podría producirse incluso ceguera, si se secciona el nervio óptico). Pueden obtenerse imágenes radiológicas con anterioridad a la RM para descartar o confirmar su presencia.


–NEOPLASIA: Como ya hemos visto describe un crecimiento nuevo o anormal que puede producirse en las estructuras esqueléticas de la cara.

 –OSTEOMIELITIS: Inflamación o hinchazón localizada de tejido óseo que suele producirse como resultado de una infección. Esta infección puede estar causada por bacterias, por un traumatismo penetrante o postoperatorio, o complicaciones de fracturas. También puede diseminarse por la sangre a partir de una localización distante. Tejido exudado: Más contenido proteico y celular. Mayor cantidad de agua. Mayor contraste. Tejido trasudado: Menor contenido proteico y celular. Menor cantidad de agua. Menor contraste.

–OSTEOMIELITIS SECUNDARIA: Es una afección del tejido óseo, secundaria, por ejemplo, a una sinusitis; puede provocar la erosión de los bordes óseos del seno.

–SINUSITIS: Es una inflamación de la mucosa sinusal (de los senos paranasales), principalmente causada por una infección. Puede ser aguda o crónica. El paciente manifiesta cefalea, dolor, tumefacción en el seno o senos afectados y, posiblemente, febrícula. Procesos crónicos: Sintomatología estable pero con una mayor duración.

–SÍNDROME ATM: Es un término empleado para describir un conjunto de síntomas que pueden incluir dolor y chasquido, que indica disfunción de la ATM. La afección puede estar causada por maloclusión, estrés, espasmo muscular o inflamación.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *