Porque la sangre arterial no se mezcla con la sangre venosa

Share Button

La sangre en su recorrido por el cuerpo sigue dos circuitos, uno para purificarla y otro para distribuírla por todo el organismo
En su recorrido por el cuerpo, la sangre recorre dos circuitos: uno para limpiarse y oxigenarse y es el circuito corto o menor y en él intervienen solamente el corazón y los pulmones. 
Este proceso se realiza de la siguiente manera: la sangre sale de la parte derecha del corazón y llega a los pulmones, en ellos deja el bióxido de carbono y recoge el oxígeno, regresa al corazón por el lado izquierdo y de ahí sale al circuito mayor o largo que recorre todo el cuerpo.
En este intercambio de gases, también se filtran sustancias nocivas para el cuerpo, como es la nicotina del tabaco y otras sustancias aerosoles o adictivas por lo que se deben evitar para prevenir enfermedades.
El otro circuito es el mayor o largo y está formado por una implicada red de vasos capilares encargados de llevar la sangre a todas las células del cuerpo. 
Este circuito, empieza en la parte izquierda del corazón, que bombea la sangre oxigenada con mucha fuerza hacia la arteria aorta, la cual se va ramificando, para que a cada parte del cuerpo llegue alguna vena o vaso capilar y con ello la sangre. 
La sangre que se bombea del corazón entra a las arterias, porque son más fuertes que las venas y de esta manera pueden aguantar la enorme presión del bombeo. Tiene color rojo porque sale oxigenada después de pasar por los pulmones. Recorre todo el cuerpo y va dejando en cada célula el oxígeno y los nutrimentos que recoge del intestino delgado y a cambio, toma de ellas los desechos que producen, para irlos dejando en los órganos del sistema excretor que se encargarán de expulsarlos del organismo, principalmente en los riñones. 
Cuando termina de recorrer todo el cuerpo regresa a la parte derecha del corazón y el proceso empieza de nuevo. 
Este regreso lo hace por medio de las venas cavas, la superior recoge la sangre que viene del cerebro y los brazos y la inferior del resto del cuerpo y como en su recorrido ha recogido las sustancias de desecho del cuerpo, ahora presenta un color azuloso.

LOS MOVIMIENTOS DEL CORAZÓN

El corazón actúa como una bomba impelente-exhalante, es decir, succiona sangre de las venas y luego la expulsa por las arterias. Este movimiento se llama latido cardiaco. Consta de varias fases.

Sístole auricular


Las aurículas se contraen y la sangre es impulsada a los ventrículos a través de las válvulas aurículo-ventriculares, que se abren.

Sístole ventricular


Los ventrículos se contraen y la sangre contenida en ellos sale por las arterias pulmonar y aorta, al abrirse las válvulas sigmoideas. Simultáneamente, las válvulas que comunican con las aurículas se cierran, para impedir el retroceso de la sangre.

Diástole


El corazón se relaja y la sangre entra en las aurículas, que se llenan de sangre procedente de las venas cavas y pulmonares. La sangre que acaba de ser bombeada a las arterias no puede regresar a los ventrículos al cerrarse las válvulas sigmoideas.
La frecuencia cardiaca, el número de latidos del corazón por unidad de tiempo, es de unas 70 veces por minuto en estado de reposo. La frecuencia aumenta cuando se realiza un ejercicio físico intenso.

Enfermedades de los vasos sanguíneos:


Shock circulatorio


Insuficiencia de la circulación en general, disminución del rendimiento del corazón y descenso de la presión arterial.

Hipertensión arterial


La presión arterial sobrepasa los valores que se consideran normales.

Arteriosclerosis


Endurecimiento de las arterias, al perder parte de su elasticidad la presión sanguínea se eleva.

Arterosclerosis


Depósito de placas de colesterol (placas de ateroma) en la pared interna de las arterias, provoca el engrosamiento de la zona afectada.

Aneurisma


Dilatación anormal de un vaso sanguíneo, generalmente de una arteria importante, cuya rotura produce un derrame.

Varices


Dilataciones anormales de las venas que pueden ser observadas a simple vista. El retorno de la sangre al corazón se hace más lento y difícil., pues la presión sanguínea baja.

Enfermedades del corazón:


Infarto de miocardio


La muerte de una parte del músculo cardíaco por la falta de riego sanguíneo debida a la obstrucción de una de las arterias que irrigan el miocardio (arterias coronarias).

Angina de pecho


Falta de oxígeno en el miocardio cuando se hace un esfuerzo o ejercicio.

Insuficiencia cardiaca


Incapacidad del corazón para proporcionar un flujo de sangre adecuado a las necesidades del organismo.

Endocarditis


Inflamación del endocardio por una infección bacteriana.

Alteraciones de las válvulas cardíacas


Estrechamiento o cierre defectuoso.

Enfermedades de la sangre:


Anemia


Disminución del número de glóbulos rojos en la sangre o de la cantidad de hemoglobina presente en ellos.

Leucemia


Aumento excesivo del número de glóbulos blancos anormales que circulan por la sangre, mientras que disminuyen las células normales.

Hemofilia


Enfermedad hereditaria que consiste en la falta de unas proteínas del plasma sanguíneo necesarias para la coagulación de la sangre.

Trombosis


Formación de un coagulo sanguíneo en el interior de una arteria. Puede quedar adherido a la pared del vaso o bien desprenderse.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *