Alimentos de una dieta semiblanda

Share Button

2 SINDROMES GERIATRICOS:


Depresión y ansiedad; –


Depresión:

Es el trastorno afectivo más frecuente en el anciano y una de las principales consultas médicas. La depresión, disminuye de forma sustancial la calidad de la vida del anciano y puede abocar en discapacidad. Su frecuencia dependiendo del subgrupo de población es menor en hospitalizados que en los institucionalizado.


Ansiedad:

los trastornos de ansiedad, son un síntoma frecuente en el anciano. Las manifestaciones a nivel psicológico y somático van a ser muy similares a las otras épocas de la vida. La más frecuente son las fobias dentro de este grupo. Hay síntomas de ansiedad secundaria a situaciones de estrés. En la vejez se dan muchas más situaciones de estrés y su capacidad de adaptación se ve disminuida.

Incontinencia Urinaria:

se define como la pérdida involuntaria de orina que provoca un problema higiénico, psicológico y social. Afecta a un 10-15 % de los sujetos >65 años que viven en comunidad; la proporción mujeres-hombres es casi de 2 a 1. Las repercusiones que genera este problema pueden ser múltiples y variadas. Su prevalencia tras ingreso hospitalario y pacientes institucionalizados es de 30-40% y 50-60%, respectivamente.

RECOMENDACIONES DIETA ANCIANO:


Dieta variada, equilibrada, agradable y sencilla de 4 o 5 comidas diarias adecuada a sus gustos. Reducir o controlar bebidas excitantes, alcohol, sal, azúcar y grasas animales. Aumentar ingesta de fibra  y líquidos. El desayuno debe ser completo y la cena ligera, al menos 2 horas antes de acostarse. 


No abusar de la carne, se debe comer pescado unas 4 o 5 veces por semana. El ambiente mientras se come debe de ser agradable y relajado, es tan importante como una buena comida.

CAMBIOS BIOLOGICOS Y PSICOLOGICOS ANCIANO R/C ALIMENTACION

Los biologicos son:

-Cambios sensoriales:

Son muy frecuentes los cambios en el gusto, el oído, el olfato, etc. Debido fundamentalmente a la atrofia de las papilas gustativas. La sensibilidad por el dulce o el salado cambia, lo que conlleva al exceso en su consumo. –

Cambios gastrointestinales: *

Respuesta al apetito: Alterada como consecuencia de variaciones en determinadas hormonas y metabolitos. El riesgo de anorexia es muy elevado, pudiendo llevar a situación de malnutrición sobre todo proteico-energética. * Disminución de las secreciones digestivas: Con la edad la actividad secretora de las glándulas implicadas en la digestión disminuye su función debido a la reducción a la cantidad que segrega y porque también la actividad enzimática disminuye. * Malabsorción: Sobre todo hierro y calcio. * Disminución de la motilidad intenstinal: Disminuye la superficie intestinal útil para la absorción y la capacidad de transporte de nutrientes. Esto eleva mucho los trastornos como anemia, malabsorción, etc. * Perdida de piezas dentales: Limita la trituración bucal, por lo que las digestiones se vuelven más difíciles y molestas. * Estreñimiento: afecta a más del 50%. Se debe a: disminución de la mot. intestinal, disminución de la mucosaintestinal, poca fibra en la dieta y ejercicio insuficiente.


Cambios metabólicos:

Intolerancia a la glucosa en personas que no han sido diabéticas, pudiendo acabar en una Diabetes tipo II y una menor necesidad de energía.

-Cambios del sistema cardiovascular:

endurecimiento de las paredes arteriales, debido en parte a la perdida de elasticidad del tejido arterial y venoso y por otro lado por una dieta rica en grasas. Esto produce una elevación de la tensión arterial. Otra alteración es la concentración de colesterol en sangre. –

Cambios en el sistema renal

La función renal baja un 50% entre los 30 y los 80 años. La consecuencia directa es el exceso de proteínas y electrolitos por orina, alterando el equilibrio hidrosalino. Así se producen edemas y en muchos casos malnutrición proteica. –

Cambios musculo-esqueléticos

Tendencia a sustituir la masa magra (musculo) por masa grasa. Pérdida global de proteínas y también una pérdida de la densidad ósea, aumentando el riesgo de osteoporosis. –

Cambios neurológicos:

Son las alteraciones más asociadas en esta etapa de la vida, el Parkinson y el Alzeimer son las demencias más relevantes y que condicionan al desarrollo de la vida de los ancianos, en relación con la alimentación con la aparición de manías y rarezas.

Los cambios psicosociales son difícilmente modificables en esta sociedad puesto que son producto de ella. Hay dos situaciones que acompañan la vida del anciano: El aislamiento social ( y a veces familiar) y la depresión.


– En situaciones de aislamiento social es difícil mantener una dieta adecuada ya que muchos ancianos por el hecho de comer solos o tener que cocinar para uno solo hace que no se alimente bien, esto se puede combinar con impedimentos físicos, lo que hace que no puedan ir solos a la compra o cocinar. 

– La depresión (sensación de pérdida de productividad, movilidad y de imagen corporal), que supone una gran dificultad para el desarrollo  normal de la vida y más aún de la alimentación, ya que en lo que menos piensan es en una dieta sana y equilibrada.

Estos problemas obligan a modificar la dieta, para compensar con carencias nutricionales y evitar asi los consecuentes trastornos de salud.

RECOMENDACIONES AYUDA ALIMENTACION:


Consejos ante distintos problemas




Si la persona no tiene apetito: Ejercicio, reducir alimento del resto de comidas salvo la del mediodia, valorar otras causas de esta falta de apetito y tratar de solucionarlos. 

Evitar confusión: Crear una rutina (mismo sitio, misma hora, misma gente si es posible) y procurar que no haya ruidos y que el ambiente sea agradable.

Si surgen problemas, parar durante un tiempo y ofrecer intimidad si se ve necesario. 

Utilizar platos de plástico y babero. No usar cubiertos de plástico (se rompen y pueden ser peligrosos).

Si hay problemas al masticar o tragar: Asegurarse de que la dentadura encaja correctamente, Alimentos más blandos, sin modificar ingesta de proteínas, No mezclar texturas.


Recomendaciones generales en cuanto a posicionamiento corporal y entorno:


= Posicionamiento de la cabeza:
Mantener la cabeza erguida o ligeramente inclinada hacia delante. Evitar que la cabeza se incline hacia atrás, ya que favorece que la comida pase a la vía respiratoria. = Posicionamiento del cuerpo:
Mantener el cuerpo erguido (90º respecto a las piernas) siempre que sea posible. Sentarse en una silla firme, con la cabeza erguida y ambos pies apoyados en el suelo. Hay que evitar comer o beber cuando se está sentado en asientos reclinados. = Entorno:
-Tomar una cucharada cada vez (poco a poco). En caso de pacientes con demencia a veces hay que recordarles que tienen que masticar y tragar. Dejar el tiempo adecuado. -Se deben de hacer 5 comidas ligeras al día. -Procurar que el tiempo dedicado a la comida sea lo más placentero y relajado posible. No transmitir ansiedad. -Nunca se debe tener prisa, evitar distracciones y hablar

Recomendaciones en caso de dificultad para deglutir:


Dificultad para deglutir sólidos: ­– Identificar los platos y alimentos problematicos – Evitar los trozos pequeños de alimentos en personas con poca sensibilidad – Prohibidos alimentos con doble textura (caldo con fideos, gelatina con fruta…). -Buena posición durante las comidas para tener un buen alineamiento del canal alimentario.

Dificultad para deglutir líquidos:


Mezclar líquidos con espesante, que suele ser de sabor neutro y está enriquecido con varias vitaminas, minerales y oligoelementos. Contraindicados alimentos con doble textura.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *