Capas de la retina

Share Button

1. SISTEMA HORMONAL ENDOCRINO.

Controla y regula las actividades de nuestro organismo. Está formado por glándulas endocrinas que elaboran y vierten a la sangre o al medio intercelular hormonas, que actúan como mensajeros, estas controlan todos los procesos vitales del organismo: cambios de pubertad, reproducción, crecimiento…

2. HIPÓFISIS.

Las glándulas pituitarias controlan la secreción hormonal de las demás glándulas endocrinas. Consta de dos zonas: adenohipófisis y neurohipófisis.

2.1. ADENOHIPÓFISIS.

Libera diversos tipos de hormonas:

-Hormona del crecimiento (GH): fomenta la síntesis de proteínas y estimula el crecimiento de los huesos, los músculos y otros tejidos.

-Prolactina (PRL): estimula la secreción de leche en las glándulas mamarias.

-Melanocitoestimulante (MSH): estimula los melanocitos de la piel para que produzcan melanina, que le da el color oscuro y la protege de la acción de los rayos ultravioleta del sol.

-Hormonas tropinas: actúan en glándulas endocrinas y las estimulan para segregar otras hormonas.

2.2. NEUROHIPÓFISIS.

Tiene axones de neuronas del hipotálamo, que no liberan neurotransmisores, segregan neurohormonas:

-Oxitocina (OT): provoca contracciones del útero en el parto, estimula la eyección de leche, interviene en la atracción y el enamoramiento entre dos personas y crea vínculos emocionales en la pareja.

-Hormona antidiurética (ADH) o vasopresina: estimula la reabsorción de agua por el riñón y evita la pérdida de grandes cantidades de agua por orina.

2.3. EL CONTROL DE LA SEGREGACIÓN HORMONAL

El hipotálamo segrega factores que actúan sobre la adenohipófisis que segrega hormonas tropinas que estimulan la secreción hormonal de las glándulas endocrinas que liberan hormonas que actúan en los tejidos corporales. Cuando la concentración de la hormona alcanza ciertos niveles,el hipotálamo inhibe 

la liberación del factor, deja de liberarse hormonas tropinas y se paraliza la secreción hormonal.

4. ENFERMEDADES Y ANOMALÍAS DEL SISTEMA ENDOCRINO.

El sistema hormonal puede producir hipersecreción (demasiada) o hiposecreción (muy poco):

-Hormona del crecimiento: la hipersecreción causa gigantismo y la hiposecreción enanismo hipofisario.

-Hormona tiroxina: la hipersecreción causa bocio exoftálmico (los ojos salen de sus órbitas, aumenta el metabolismo oxidativo y provoca pérdida de peso, nerviosismo y taquicardia. La hiposecreción causa bocio simple (abultamiento en el cuello por la inflamación de glándulas tiroides, por la falta de yodo). Se previene con el aumento de la ingesta de yodo en comida o sal.

-Hormona calcitonina: la hiposecreción causa osteoporosis (pérdida progresiva de masa ósea) en mujeres después de la menopausia. Si no hay suficiente vitamina D y calcio en la dieta los huesos se vuelven porosos y quebradizos, facilitando la proliferación de fracturas de la cadera, de la cabeza del fémur, de las vértebras… Se previene con ejercicio diario y la dieta con vitamina D y calcio.

-Hormona insulina: la hiposecreción causa diabetes mellitus o diabetes tipo I. Se desarrolla en la infancia y destruye células productoras de insulina. Es hereditario pero necesita una infección vírica que desencadene el ataque autoinmune. Se trata con insulina y su ausencia impide que la glucosa entre a las células para ser metabolizada, aumentando la glucosa en sangre (hiperglucemia). El exceso de glucosa actúa como diurético (elimina orina, poliuria). Con la orina se pierde mucha agua, causando deshidratación y una sensación de sed continua (polidipsia). No poder metabolizar la glucosa provoca muerte de las células y permanente sensación de hambre (polifagia).

5. RECEPTORES SENSORIALES.

Para percibir texturas, sonidos, colores, sabores, olores… usas receptores sensoriales especializados, formados de células aisladas o conjuntos de células agrupadas en órganos de los sentidos. Son

-Internos: detectan cambios del medio interno( glucosa en la sangre, variaciones de la tensión arterial). 

-Externos: reciben estímulos del medio externo. Están en los órganos de los sentidos (piel, nariz, ojos, lengua, oídos), y envían información al cerebro. Se especializan en ciertos estímulos (luz, sonido, presión…) que crean impulsos eléctricos que van de los nervios sensitivos hasta el cerebro, donde se transforman en sensaciones y percepciones.

Los sentidos son las facultades que perciben, mediante receptores sensoriales estímulos. Tacto, olfato, oído, gusto y vista

6. RECEPTORES DEL OÍDO.

6.1. AUDICIÓN

La oreja o pabellón auditivo localiza el origen de los sonidos y encauza las ondas sonoras por el conducto auditivo externo hasta el tímpano (membrana delgada y tensa). Este vibra y transmite las vibraciones a una cadena de huesecillos del oído medio (martillo, yunque y estribo), que amplifican  el sonido y transmiten las vibraciones a la cóclea o caracol (tubo enrollado) del oído interno.Dentro de este está el órgano de Corti (tiene receptores de sonido). Su interior está revestido de células ciliadas, y lleno de un líquido por el que viaja el sonido. Las vibraciones que producen las ondas al pasar por el caracol mueven los cilios, y estimula  pequeños receptores, que mandan impulsos a las áreas cerebrales de la audición por el nervio auditivo. El cerebro descifra los mensajes y transforma los impulsos nerviosos en sensaciones auditivas. El oído capta y el cerebro nos dice lo que oímos.

6.2. ORIENTACIÓN Y EQUILIBRIO.

Los tres canales semicirculares, el utrículo y sáculo son los órganos del oído interno que poseen los receptores la orientación y equilibrio. Al mover la cabeza, se estimulan y mandan información a la corteza cerebral y al cerebelo sobre los cambios en la postura de la cabeza.

7. RECEPTORES DE LOS OJOS.

7.1. ESTRUCTURA DEL OJO.

Son frágiles, por dentro los protegen el cráneo y están en órbitas y por fuera los párpados, las pestañas, las lágrimas y las cejas. Cada globo está recubierto por tres capas: externa, media e interna, y en su interior se dispone el humor vítreo y el humor acuoso.

-Capa externa: está formada por la esclerótica, que protege al globo ocular (blanco de los ojos). La córnea (flexible ,transparente y curvada) la protege la conjuntiva (membrana).

-Capa media: formada por:

-Iris : es un anillo muscular que estrecha o ensancha la pupila para regular la cantidad de luz que llega a la retina. La pupila es un orificio en el centro del iris por donde entra la luz después de atravesar la córnea (parece un puntito negro porque se ve el interior del ojo).

-Cuerpo ciliar: tiene un anillo de músculos unidos al cristalino por ligamentos y es un pequeño cuerpo flexible y transparente, que focaliza los rayos luminosos con la córnea sobre la retina.

-Coroides: membrana con muchos vasos sanguíneos que irrigan las demás estructuras.

-Capa interna: es la retina, tiene las células receptoras sensibles a la luz (conos y bastones). Están inmersos en la melanina (un pigmento oscuro que absorbe la luz difusa y evita la reflexión y dispersión de la luz en el interior del globo). Cuando la luz llega a la retina, se excitan los conos y bastones y envían mensajes al cerebro por el nervio óptico. El cerebro procesa la información y la convierte en imágenes.

-Conos: 6,5 millones, son sensibles a la luz brillante y a la percepción de finos detalles. Se encargan de la visión diurna, en colores, y de la agudeza visual. Hay muchas en la mácula (zona de la retina alineada con el centro de la córnea y del cristalino,es la zona donde la visión es más clara y se aprecian mejor los detalles).

-Bastones: 120 millones, son más abundantes en los bordes de la retina y se encargan de la visión nocturna y en blanco y negro. 

7.2. VISIÓN ESTEREOSCÓPICA Y PERCEPCIÓN VISUAL.

En la visión binocular/ estereoscópica los dos ojos pueden enfocar a la vez un mismo objeto, pero las dos imágenes formadas por ambas retinas se perciben como una sola. Se encarga de la profundidad.

Los ojos y el cerebro actúan juntos para producir imágenes visuales reconocibles. Los ojos captan la luz y es el cerebro el que construye las imágenes, emplea la vista, memoria e imaginación formando la percepción (modo de comprender la información recibida a través de los sentidos.)

7.3. ANOMALÍAS DE LA VISIÓN.

-Miopía: el engrosamiento del cristalino o el globo ocular es demasiado largo, por lo que los rayos de luz convergen delante de la retina. La imagen es borrosa y se ve muy bien de cerca, pero no enfoca bien de lejos. Se corrige con lentes cóncavas o divergentes.

-Hipermetropía: el adelgazamiento del cristalino o el globo ocular es demasiado corto, por lo que los rayos de luz convergen detrás de la retina Se ve bien de lejos, pero no enfoca los objetos cercanos. Se corrige con lentes convexas o convergentes.

-Astigmatismo: el cristalino no es perfectamente esférico y su curvatura es irregular. Las imágenes son borrosas, y no se ve bien ni de cerca ni de lejos. Se trata con lentes que corrigen la esfericidad

8. LOS RECEPTORES DE LA LENGUA.

El sentido del gusto te proporciona información de lo que comes. Al masticar comida, se desprenden moléculas de sabor, que se disuelven en la saliva. La lengua mezcla la comida con la saliva y los saboreas con las papilas gustativas, son unas 10.000 repartidas en la lengua, dan su aspecto rugoso y pueden ser: foliar, fungiforme, caliciforme y liforme. Cada una es un receptor sensible a cierto sabor, que responde a estímulos de sustancias en la saliva. Cada papila tiene muchos botones gustativos, con células receptoras conectadas a neuronas sensoriales. Estas envían impulsos al cerebro, según la sustancia detectada y los transforma en sensaciones gustativas. 

Hay cinco sabores: dulce, salado, amargo, ácido y umami (sabor de regusto prolongado relacionado con el aminoácido glutamato, que potencia los demás sabores, en el dashi, un caldo Japónés) y ciertos autores proponen, además, el sabor graso.

Estos sabores se mezclan con los olores, y dan lugar a muchas combinaciones. Todos los sabores se aprecian en todas las regiones de la lengua que poseen papilas gustativas pero unos sabores se captan más en unas partes de la lengua que en otras. Dulce y salado en la punta de la lengua, amargo, en la parte posterior, y ácido, en los bordes laterales. 

9. RECEPTORES DE LA NARIZ.

Existen 3.000-10.000 olores, pero hay 7 aromas básicas: alcanforado (naftalina), almizclado (raíz de angélica), oral (rosas), mentolado (menta), etéreo (laca de uñas), acre (limón) y pútrido (huevos podridos). Las distintas proporciones y combinaciones de éstas crean olores distintos que el cerebro percibe. Para poder oler algo debe volatilizarse. Los gases que se desprenden entran en las fosas nasales al ser inspirados y se disuelven en la mucosidad de la mucosa olfatoria, donde están los receptores del olfato. Estos tienen terminaciones nerviosas en forma de cilios, que se excitan con las moléculas gaseosas y generan impulsos que van hasta los bulbos olfatorios (protuberancias del encéfalo que transmiten a las áreas del cerebro responsables del olfato). El cerebro necesita el olfato, el gusto y la vista para reconocer sabores.

10. RECEPTORES DE LA PIEL.

Los receptores del tacto están en la piel, por todo el cuerpo. Este es un órgano de dos capas principales:  epidermis (tejido epitelial) y dermis (tejido conjuntivo). Entre las células de la epidermis hay melanocitos intercalados , que sintetizan la melanina (pigmento que nos protege de los rayos UVA). En la dermis hay receptores que al estimularse mandan impulsos al cerebro, creando sensaciones de calor, frío, presión y dolor, que constituyen el sentido del tacto.

1. Terminaciones nerviosas libres: detectan la presión, el dolor y la temperatura

2. Corpúsculos de Meissner: captan información sobre la textura de los objetos

3. Corpúsculos de Ruffini: responden al tacto continuo, a la presión fuerte y al calor

4. Plexo piloso: las fibras nerviosas que rodean el FOLículo piloso detectan el movimiento del cabello

5. Corpúsculos de Paccini: responden a cambios de presión y a las vibraciones

6. Bulbos de Krause: responden a las pequeñas vibraciones y al frío

7. Discos de Merkel: responden al tacto continuo y a la presión ligera

11. ENFERMEDADES Y ANOMALÍAS DE LOS SENTIDOS. 

-Cataratas: afección ocular, es la pérdida progresiva de trasparencia del cristalino (lente convergente que nos permite enfocar nítidamente los objetos). La visión es borrosa, nublada y desenfocada y hay halos alrededor de las luces, no mejora con gafas. Es un proceso normal de la vejez, detectable en un chequeo oftalmológico, y solo puede tratarse sustituyendo el cristalino por un lente artificial con cirugía.

-Degeneración macular: enfermedad neurodegenerativa de la retina, se destruyen los conos de la mácula. Disminuye la agudeza visual y deteriora la visión central, hasta no poder distinguir los rasgos faciales de una persona. Se previene con chequeos regulares y uso gafas de sol homologadas. También debemos proteger nuestros ojos, con  filtros protectores de las pantallas en exposiciones prolongadas.

-Glaucoma:  afección ocular relacionada con la falta de drenaje del humor acuoso y el aumento de la presión dentro del ojo. Al principio no hay síntomas, pero después se degeneran las fibras del nervio óptico, causando la pérdida progresiva de la visión hasta la ceguera. Es hereditario y se previene exáMenes oculares regulares y medidas de la tensión intraocular.

-Pérdida de audición/sordera: pérdida parcial o total de la capacidad auditiva. Pueden ser hereditarios, lesiones en el oído medio, órgano de Corti o en el nervio auditivo por enfermedades, medicamentos , traumatismos o exposición a ruidos prolongados. Puede tratarse con audífonos e implantes cocleares.

-Pérdida del sentido del olfato: La anosmia (pérdida total) suele ser congénita y tiene causas genéticas. La hiposmia (pérdida parcial) suele ser por congestión nasal por ciertos medicamentos. No conviene abusar de los descongestionantes nasales, ya que puede generar congestión nasal repetitiva.

-Pérdida del sentido del gusto: la ageusia (total) o hipogeusia (parcial). Es por genética por  congestión de resfriados o gripe, problemas con la dentición, lesiones y traumatismos en la boca o la nariz, tratamientos radiológicos, farmacológicos… Suele ser en personas fumadoras, sobre todo de pipa.

12. EL SISTEMA LOCOMOTOR.

12.1. SISTEMA MUSCULAR.

Los músculos son un tipo de tejido contráctil formado por fibras musculares que no pueden empujar, solo pueden tirar por lo que suelen actuar antagónicamente (cuando uno se contrae otro se relaja) .Son esqueléticos, cardíacos o lisos, solo el esquelético es de movimiento voluntario, y lo forman haces de fibras que se contraen y relajan. Los movimientos de los huesos y de las articulaciones se producen por las contracciones de los más de 600 músculos por todo el cuerpo. Permiten la movilidad, mantienen la postura vertical, facilitan el habla, la deglución, la expresión facial, protegen las vísceras…

12.1.1. TIPOS DE FIBRAS DEL MÚSCULO ESQUELÉTICO.

Todos los músculos esqueléticos tienen dos tipos de fibras musculares en proporciones diferentes dependiendo de la constitución genética de cada uno y del deporte que practica:

-Fibras de tipo I/ rojas/ de contracción lenta: no se fatigan fácilmente, tienen pocas miofibrillas pero muchas mitocondrias, son para ejercicios aeróbicos de baja intensidad pero de resistencia (maratón).

-Fibras de tipo II/ blancas/de contracción rápida: se fatigan rápidamente, ya que tienen muchas miofibrillas pero pocas mitocondrias. Intervienen en los ejercicios aeróbicos que requieren fuerza explosiva durante períodos muy cortos ( levantamiento de pesas o carreras de distancias cortas).

12.2. SISTEMA ESQUELÉTICO.

Los bebés tienen 300 huesos (algunos de cartílago que al crecer se juntan y vuelven huesos). Por eso, el esqueleto adulto tiene 206 huesos independientes. Sin estos, tu cuerpo no tendría forma, no podría sostenerse y se vendría abajo. El esqueleto proporciona soporte al cuerpo y protección a los órganos internos, actúa como un sistema de palancas del que pueden tirar los músculos para moverlo. Es un almacén de calcio y fósforo, y en la médula ósea roja se forman las células sanguíneas.

12.2.1. ARTICULACIONES.

Los huesos son rígidos y no se pueden doblar pero el esqueleto es flexible ya que se ajustan unos con otros, sin unirse directamente y forman articulaciones. El movimiento de huesos en las articulaciones es por la acción de músculos, que están unidos a los huesos por tendones (fibras de colágeno).

Las articulaciones son las zonas de contacto entre los huesos. Nos permiten movernos y ser flexibles y pueden ser fijas (cráneo), de movimiento limitado (columna vertebral) o móviles (rodilla).

-En las articulaciones de la columna vertebral, las vértebras se unen entre sí mediante discos de cartílago, que amortiguan golpes moverse, y permiten movimientos limitados.

-En las articulaciones móviles, la superficie de los huesos está cubierta de cartílago, que los hace resbaladizos y suaviza el desgaste continuo y están lubricadas por líquido sinovial que evita roces y reduce la fricción en el movimiento. Los huesos que forman las articulaciones móviles se sujetan por ligamentos (bandas de tejido conjuntivo fibroso que los mantienen unidos los huesos entre sí). La de bisagra permite movimientos hacia adelante (extensión) y hacia atrás (flexión), pero no hacia los lados (codo y rodilla), la esférica permite el movimiento en todas las direcciones (hombro y  fémur con cadera). En pivote un hueso gira sobre otro (la cabeza gira sobre las vértebras). Plana, permite movimientos de deslizamiento limitado de un hueso sobre otro (tobillo y muñeca).

12.2.2. ELEMENTOS DEL SISTEMA ESQUELÉTICO.

Se dividen en dos grandes grupos:

-Esqueleto axial o central (80 huesos):

-Cráneo (28 huesos). Alberga y protege al encéfalo y los órganos de los sentidos.

-Columna vertebral (26 vértebras: 7  cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, 1 hueso sacro (5 vértebras soldadas) y 1 hueso del cóccix (4 vértebras soldadas). Las vértebras tienen un orificio y al juntarse forman un canal donde está la médula espinal.

-Caja torácica (24 costillas y el hueso del esternón), es una jaula que aloja los pulmones, el corazón y el hígado, también se encuentra el hueso hioides.

-Esqueleto apendicular (126 huesos):

-Cintura escapular (2 clavículas y 2 escápulas u omóplatos): es la estructura de los hombros.

-Cintura pélvica (2 huesos coxales): es la cadera, cada hueso coxal de un bebé tiene tres huesos independientes (ilion, isquion y pubis) pero en adultos se sueldan y forman un solo hueso.

-Extremidades: superiores (2 húmeros, 2 cúbitos, 2 radios y 54 huesos de las manos) e inferiores (2 fémures, 2 tibias, 2 peronés, 2 rótulas y 52 huesos de los pies).

13. LESIONES DEL SISTEMA LOCOMOTOR Y PRIMEROS AUXILIOS.

La mayoría de las lesiones leves se tratan con reposo, hielo (sin estar en contacto directo con la piel ya que puede producir quemaduras) y fármacos que alivian el dolor y reducen la inflamación pero los casos más graves requieren tratamiento médico y fisioterapéutico.

-Distensión o tirón muscular: el estiramiento excesivo de un músculo causa dolor y dificulta el movimiento. Se debe aplicar frío e inmovilizar el músculo hasta recuperarse. Hay que pasar por un diagnóstico médico para aplicar el tratamiento adecuado.

-Rotura fibrilar: el desgarro de las fibras musculares por esfuerzos en el deporte causa dolores agudos en la pantorrilla o muslo. Hay que ir a un centro asistencial, los casos graves requieren tratamiento médico con reposo y antinflamatorios. Una forma leve de esta lesión son las agujetas.

-Tendinitis: inflamación de un tendón causada por su uso excesivo (codo de tenista). Hay que aplicar frío, guardar reposo y acudir al especialista para que evalúe la lesión y determine el tratamiento. 

-Esguince (torcedura): movimiento brusco de flexión o torsión, daña los ligamentos de una articulación que rompe ligamentos (la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla). Hay que elevar la zona, aplicar frío, guardar reposo e ir al especialista para que inmovilice la articulación con una férula o un vendaje.

-Rotura de menisco: giros repentinos y paradas bruscas en deportes rompen el menisco (disco cartilaginoso de la articulación de la rodilla. Hay que acudir al especialista a que evalúe y trate la lesión.

-Fractura ósea: rotura parcial o total de la continuidad del hueso por una tensión en un traumatismo (accidentes automóvilísticos, caídas, lesiones deportivas…). Provoca incapacidad para mover una extremidad y dolor intenso. Hay que ir al médico inmediatamente, para que lo inmovilice con yeso o férulas y favorecer la cicatrización del hueso. Para fracturas de cráneo o de columna vertebral, hay que pedir ayuda asistencial, abrigar al herido, tranquilizarlo y procurar que no se mueva.

13.1. PREVENCIÓN DE LESIONES OSTEOMUSCULARES.

-Ejercicios de estiramientos antes de hacer deporte, así los ligamentos de tus articulaciones estarán flexibles y elásticos. 

-Calentamiento muscular antes de hacer deporte, sobre todo en días fríos ya que aumenta la irrigación sanguínea de los músculos y se vuelven más elásticos. 

-No sobreesfuerces tus músculos, tendones y ligamentos, déjales acostumbrarse a los movimientos.

-Moderas tu agresividad en los deportes de contacto (fútbol, baloncesto…), impedirás esguinces, roturas de los ligamentos o del menisco y otras lesiones. 

-Evita el sedentarismo, causa osteoporosis (pérdida progresiva de calcio en los huesos, volvíéndolos frágiles), favoreciendo las fracturas óseas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *