Hormonas estimulinas

Share Button
Hormonas y sexualidad humana

Las hormonas son sustancias químicas que controlan numerosas funciones corporales. Por lo tanto, sus secreciones u hormonas son secretadas y transportadas a través de la sangre. Las hormonas actúan como «mensajeros» para coordinar las funciones de varios órganos del cuerpo. El sistema hormonal se relaciona principalmente con diversas acciones metabólicas del cuerpo humano y controla la intensidad de funciones químicas en las células.

Entre las funciones que controlan las hormonas se incluyen

– Las carácterísticas sexuales. Desde el punto de vista molecular existen diferentes tipos de hormonas, la mayoría derivada de los esteroides y proteínas. Los receptores de hormonas proteicas se ubican en la membrana plasmática de la célula blanco y los de hormonas esferoidales se encuentran en el citoplasma y núcleo celular. Las hormonas sexuales son esteroidales y desempeñan un papel fundamental en el desarrollo sexual y del comportamiento.

Por lo tanto, las hormonas esteroidales ejercen acciones variadas y de larga duración sobre la función celular. Las hormonas sexuales influyen de diferente manera en el desarrollo de la sexualidad desde la concepción hasta la madurez sexual, pues determinan el desarrollo de las carácterísticas anatómicas, fisiológicas y de comportamiento que distinguen al hombre y a la mujer. En esta sección estudiaremos específicamente el efecto de las hormonas sexuales en el ciclo menstrual y, en consecuencia, en el desarrollo de los óvulos. Para ello, comenzaremos dando una descripción de los eventos más importantes presentes en el ciclo menstrual y ovárico.

Regulación de hormonas sexuales femeninas

Desde la aparición de la primera menstruación hasta la desaparición de ella , las mujeres experimentan cambios cíclicos en los ovarios y el útero. Cada ciclo tiene una duración de unos 28 días aproximadamente e implica la maduración de un ovocito y la adecuación del endometrio para recibirlo, en el supuesto de que sea fecundado. Si no ocurre la fertilización, el endometrio uterino se desprende y deja unas áreas hemorrágicas que producen el sangrado menstrual. El ciclo menstrual, que consiste en la preparación de un ambiente apto para recibir al ovocito fecundado .

Ciclo ovárico

Es una fase de duración variable que comienza con el desarrollo de un grupo de FOLículos por influencia de la hormona FOLículoestimulante y la hormona luteinizante . Estas hormonas reciben el nombre de gonadotrofinas por su acción sobre las gónadas femeninas y masculinas . Luego, se selecciona un FOLículo que va madurando y aumentando de tamaño hasta el día de la ovulación y que secreta hormonas llamadas estrógenos. Éstos aceleran el crecimiento del endometrio y, además, son responsables de las carácterísticas sexuales secundarias de la mujer.

Este hecho se produce por el brusco aumento de la hormona luteinizante hasta llegar a un máximo en su concentración , que es seguido en un lapso de horas por la ruptura de la pared folicular. La hormona progesterona es la encargada de preparar al útero para la eventual gestación. El ciclo menstrual es la secuencia mensual de eventos que prepara al cuerpo para un posible embarazo.

Ciclo menstrual



La progesterona modifica el endometrio, inhibiendo la fase proliferativa y preparándolo para aceptar, implantar y nutrir al posible embrión. En él participan el hipotálamo , la hipófisis y los ovarios. La glándula hipófisis tiene una parte anterior y otra posterior . Ambas son controladas por el hipotálamo, tal como se muestra en la figura 2.

En esta figura también se incluyen hormonas que actúan durante el parto y en la secreción de leche durante la lactancia. Los cambios asociados al comienzo de la adolescencia femenina están relacionados con el desarrollo del eje hipotalámico–hipofisiario–ovárico . Al comenzar la pubertad, el hipotálamo empieza a aumentar gradualmente la secreción de hormonas liberadores de gonadotrofinas , las que estimulan al lóbulo anterior de la hipófisis para que secrete HFE y HL.

Regulación de las hormonas sexuales masculinas

Las células de Leydig ubicadas en el testículo, por fuera de los túbulos seminíferos, son el lugar de síntesis de la hormona testosterona. La hormona luteinizante , producida en la hipófisis, es la hormona reguladora específica de la producción de testosterona. Las células testiculares de Sertoli, localizadas en los túbulos seminíferos, tienen como función principal el control de la espermatogénesis y su función biológica es regulada por la gonadotropina HFE u hormona FOLículoestimulante. Una de las hormonas es la inhibina, y su función principal es inhibir la secreción de la HFE.

Al comenzar la pubertad, el hipotálamo empieza a aumentar gradualmente la secreción de hormonas liberadoras de gonadotrofinas , las que estimulan al lóbulo anterior de la hipófisis para que secrete HFE y HL. Estas hormonas actúan sobre los testículos, estimulando la producción de la testosterona , con la cual aparecen los caracteres sexuales secundarios y el desarrollo de los caracteres primarios.

En la mujer las carácterísticas que aparecen son las siguientes

– Crecimiento del vello en las axilas y en la zona púbica. – Aparición de la menstruación.

– Crecimiento del vello en las axilas, el bigote, la barba, el tórax, las piernas, los brazos y el pubis. Los cambios corporales y hormonales afectan con frecuencia el estado emocional de los adolescentes. Los hombres pueden estar preocupados por la falta o exceso de vello, la aparición del bigote, la fortaleza de los músculos, los cambios de la voz y la primera eyaculación.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *