Mecanismos de defensa contra virus

Share Button

1.Salud y enfermedad

1.1 Concepto de salud y enfermedad

La organización Mundial de la Salud define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y no solo como la ausencia de enfermedad.

La enfermedad, puede definirse como una alteración del estado de salud.

1.3  Los genes, el estilo de vida y salud

El estado de salud de una persona es el resultado de la interacción entre su genotipo y el ambiente en el que se desarrolla y vive.

-Existen enfermedades genéticas, debidas a alteraciones en el genoma. Síndrome de Down o la hemofilia.

-En otros casos el genotipo no determina directamente la presencia de la enfermedad, sino la predisposición a padecerla. El ambiente en el que vive también influye, es posible que nunca se llegue a manifestar la enfermedad.

-Un grupo de enfermedades relacionadas con las genéticas son las enfermedades congénitas. Se manifiestan desde el nacimiento, debidas a algún trastorno producido durante el desarrollo embrionario o durante el parto. Muchas de ellas son enfermedades genéticas (Síndrome de down). Otras se deben a factores ambientales. 

2.Agresiones y riesgos para la salud

2.2 Agresiones ambientales

FÍSICAS

– Radiaciones ionizantes

– Ruidos

– Variaciones de    temperatura

QUÍMICAS

– Contaminación del aire

– Contaminación del agua

– Contaminación de los alimentos

BIOLÓGICAS

– Virus

– Bacterias

– Protozoos

– Hongos

3. Las enfermedades infecciosas

3.1 Microorganismos patógenos


Las enfermedades infecciosas son aquellas causadas por microorganismos: bacterias, virus, protozoos y hongos.

Una bacteria es un organismo unicelular sin núcleo. Cuando las bacterias se multiplican en el interior del cuerpo, van destruyendo las células y los tejidos cercanos. Además, fabrican diversas sustancias llamadas toxinas. Las toxinas se reparten a través de la sangre y causan los síntomas más graves de la enfermedad.

Los virus no pueden reproducirse por sí solos. Para lograrlo deben introducirse dentro de una célula, en cuyo interior se reproducen, de manera que se forma un gran número de virus.

Al salir los virus de la célula la destruyen o bien la debilitan. La destrucción de las células causa la enfermedad.

Los protozoos son organismos unicelulares con núcleo definido (eucarióticos).

Solo unas veinte especies causan enfermedades en el ser humano, pero una cuarta parte de la humanidad está afectada por ellas.

Los hongos son organismos unicelulares o pluricelulares con núcleo definido (eucarióticos). No suelen causar enfermedades en los individuos sanos, sino en aquellos pacientes que ya se encuentran debilitados por alguna otra enfermedad.

3.2 La transmisión de las enfermedades infecciosas

Para que aparezca una enfermedad infecciosa el microorganismo patógeno debe penetrar en nuestro cuerpo.

-Por contacto directo. Pasa de una persona enferma a otra sana.

-Por medio del agua. Si el agua está contaminada por heces de persona o de animales.

-Por medio de los alimentos. Las frutas y las verduras se pueden contaminar si se riegan con agua contaminada. Otros animales, como la carne y los huevos, se pueden contaminar cuando se manipulan de manera inadecuada.

-Por medio de animales. Los animales que pueden transmitir enfermedades se llaman vectores. 

3.3 El desarrollo de las enfermedades infecciosas

Una enfermedad infecciosa sigue varias fases:

1.Infección. El microorganismo llega al cuerpo, penetra en su interior y comienza a reproducirse

2.Periodo de incubación. Es el tiempo que transcurre desde la infección hasta que comienzan a aparecer síntomas

3.Periodo agudo. En él la enfermedad se manifiesta plenamente

4.Periodo de declive. Los síntomas de la enfermedad van cediendo, porque nuestro cuerpo la va venciendo o bien porque tomamos algún medicamento.

5.Convalecencia. El paciente va recobrando sus fuerzas hasta que vuelve a estar sano

4. La defensa contra las infecciones

4.1 Los mecanismos de defensa

Nuestro organismo evita la infección mediante dos tipos de mecanismos de defensa:

-Mecanismos inespecíficos de defensa. Nos defienden frente a cualquier infección.

-Mecanismos específicos de defensa. Van dirigidos contra cada microorganismo concreto que entre en contacto con nosotros.

4.2 Los mecanismos inespecíficos

Nuestro cuerpo dispone de diversas barreras para evitar ser invadido:

-Barreras:  La piel. Es una barrera infranqueable para la mayoría de los microorganismos, salvo que exista alguna herida.

                    Las mucosas. Son los epitelios que recubren las cavidades corporales en contacto con el exterior.

-La inflamación. Es una respuesta del organismo ante los microorganismos o ante cualquier partícula ajena que llegue al interior. La zona por donde penetran los microorganismos se enrojece, se hincha, aumenta su temperatura y duele. En la inflamación intervienen algunos glóbulos blancos de la sangre, que se dirigen a las zonas y fagocitan a los microorganismos, es decir, se los comen y los destruyen.

4.3 Mecanismos específicos: es sistema inmunitario

El componente más importante del sistema inmunitario son unos glóbulos blancos de la sangre llamados linfocitos. Estas células son capaces de reconocer los microorganismos o cualquier elemento ajeno a nuestro cuerpo. Existen dos tipos de linfocitos: los linfocitos B y los linfocitos T. Cada tipo actúa de una forma diferente. 

Cualquier microorganismo presenta en su superficie proteínas u otras moléculas, distintas a las que existen en nuestro cuerpo, que son reconocidas por las células del sistema inmunitario. Estas moléculas se llaman antígenos y pueden desencadenar la respuesta inmunitaria.

 

Linfocitos


B y anticuerpos: Los anticuerpos son proteínas que se unen a los antígenos. Los producen los linfocitos B. Los microorganismos cubiertos de anticuerpos quedan marcados para que otros glóbulos blancos los destruyan.

Linfocitos T: Cuando un virus infecta una célula, deja fuera las proteínas que formaran sun envoltura. Los linfocitos T reconocen estas proteínas, que actúan como antígenos, y destruyen las células en las que los encuentran.

5.El tratamiento de las enfermedades infecciosas

5.1 Tratamiento contra enfermedades causadas por bacterias

Las infecciones bacterianas se tratan con antibióticos, unas sustancias que resultan tóxicas para las bacterias e inocuas para las personas en las dosis que se emplean.

No obstante , con la generalización de los antibióticos ha surgido un problema: la aparición de bacterias resistentes, es decir, bacterias para las cuales algún antibiótico ya no resulta efectivo.

5.2 Tratamiento contra enfermedades causadas por protozoos y hongos

Se emplean respectivamente, antiprotozoarios y fungicidas. En general, estos fármacos no siempre son tan efectivos como los antibióticos.

5.3 Tratamiento contra enfermedades causadas por virus

Las infecciones por virus son las más difíciles de tratar, pues, una vez que los virus se introducen en las células es difícil atacarlos. Algunos medicamentos nos alivian los síntomas, como la fiebre o el dolor; pero, al final, es nuestro propio organismo quien debe vencer la infección y eliminar el virus.

5.4 Las vacunas

Las vacunas persiguen el objetivo de inmunizar a las personas contra una serie de microorganismos patógenos. Para ello, se inyecta ese mismo microorganismo, ya sea muerto, o debilitado, o incluso fragmentos del mismo.

 Las vacunas funcionan estimulando a nuestro sistema inmunológico a desarrollar anticuerpos que pueden contrarrestar a un virus o bacteria que invada nuestro cuerpo y producir célululas memoria.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *