Que tienen en común los organismos productores de los ecosistemas terrestres y de los ecosistemas acuáticos

Share Button

Agua subterránea:


El agua subterránea es aquella que se encuentra bajo la superficie terrestre y ocupa los poros y las fisuras de las rocas.

Origen


Las aguas subterráneas provienen de las precipitaciones, descienden al sustrato rocoso a través de poros y grietas de las rocas, por acción de la gravedad originando las aguas subterráneas.

Acuífero


Formación geológica permeable que permite la circulación y el almacenamiento del agua subterránea por sus poros o grietas.

zona de aireación o vadosa, es la parte del acuífero donde no todos los poros están llenos de agua. Está comprendido entre el nivel freático y la superficie.

zona de saturación, que es la parte donde el agua rellena completamente los poros de las rocas. Se localiza bajo la zona vadosa y encima de la capa impermeable.

Nivel freático: Es el nivel que alcanza la zona saturada de agua en un    determinado momento, y es el que corresponde al nivel de              agua de los pozos.

Manantial


Fuente natural de agua subterránea que brota de la tierra o entre las rocas. Estos pueden ser permanentes o temporales.

Potencial biótico (r): Es el potencial reproductivo de la población, es decir, la máxima capacidad que poseen los individuos de una población para reproducirse en condiciones óptimas. 

Resistencia ambiental:

Conjunto de factores que impiden a la población alcanzar su potencial biótico y, por tanto, frenan su crecimiento poblacional. Pueden ser factores tanto bióticos como abióticos y regulan la capacidad reproductiva de una población de manera limitante.
estrategia de la r suelen ser especies microscópicas (bacterias, protozoos…) o de tamaño pequeño. Son especies que producen un gran número de descendientes, de tal modo que alguno sobrevivirá (otra gran parte morirá).
estrategas de la K suelen ser los animales y plantas grandes y longevos. Su población se mantiene con altibajos, pero siempre suelen estar cerca de la densidad máxima (K).
Los organismos con estrategias de la K tienen, por su tamaño, gran capacidad de competencia, gran longevidad y un reducido número de descendientes.

Los principales factores abióticos que influyen en el crecimiento de las poblaciones son los nutrientes y el clima (sobre todo temperatura y disponibilidad de agua).

Especies estenoicas


Son especies con un estrecho intervalo de tolerancia (baja Valencia ecológica), es decir los límites inferior y superior están muy próximos. Estas especies son muy sensibles a los cambios ambientales de este factor. Sirven como indicadores ambientales.

Especies eurioicas


Son especies con un amplio intervalo de tolerancia (alta Valencia ecológica), es decir los límites inferior y superior están muy separados. Estas especies son muy poco sensibles a los cambios ambientales de este factor.

Relaciones intraespecificas:


Son relaciones entre individuos de la misma especie.

-Comportamiento social

Los individuos de una población se agrupan de distinta manera: asociaciones gregarias, familiares y colonias.

-Competencia intraespecífica

La competencia entre los individuos de una población afecta el ritmo de crecimiento y determina el modelo de desarrollo de esa población.

Territorialidad


El territorio es la zona que utiliza un animal para su desarrollo.  Los animales territoriales defienden su área para que no sea utilizada por otro individuo de la misma especie.

Competencia interespecífica:


Relación en la que las dos especies implicadas salen perjudicadas por la acción de la otra, al utilizar los mismos recursos viéndose afectadas negativamente.

Nicho ecológico


Papel o función que una especie tiene en el ecosistema

Si dos especies ocupan el mismo nicho, se produce un conflicto (se establece una competencia interespecífica) que puede resolverse de dos formas: subdivisión del nicho, desaparición de una de las especies.

Parásitos


-Microparásitos (ej. Bacterias y protozoos), con una alta tasa de reproducción provocando enfermedades en el hospedador.


-Macroparásitos, de mayor tamaño (ej. Gusanos, insectos, ácaros, plantas).

Según el lugar donde se ubican se clasifican en:


-Ectoparásitos (en el exterior del hospedador: piel, bajo pelo o plumas). Ej. Insectos hematófagos, muérdago…


-Endoparásitos (en el interior del hospedador). Ej. Tenia, Plasmodium (protozoo que produce la malaria), bacterias…


Comensalismo:


Es la relación entre dos especies en la que una se beneficia de la otra sin causarle perjuicio ninguno (+, 0). El comensal obtiene alimento sin perjudicar al hospedador (la rémora y el tiburón, etc.)

Un caso particular es el inquinilismo, en el que una especie, el inquilino, no obtiene alimento del hospedador sino un lugar para cobijarse o crecer (las orquídeas que viven sobre árboles en ambientes tropicales)

Mutualismo y simbiosis


En el mutualismo ambas especies se benefician de su relación (+, +). El mutualismo puede ser simbiótico y asimbiótico.

La simbiosis supone que la relación sea forzosa de forma que, al menos uno de los simbiontes, no podría vivir independientemente.

El mutualismo asimbiótico no necesita contacto físico entre las especies y tampoco es obligatorio para ninguna de las especies, aunque sí es beneficioso.

Ej. La dispersión del polen y de muchos frutos por parte de insectos

Los ciclos biogeoquímicos consisten en la circulación y transformaciones de bioelementos a través de los componentes bióticos y abióticos de los ecosistemas, mediante procesos biológicos, geológicos y químicos.

Ciclos gaseosos:


El almacén se encuentra en la atmósfera (C y N). La movilidad de los gases y su solubilidad hacen que su incorporación en las cadenas tróficas sea rápida.

Ciclos sedimentarios:


La reserva son el suelo, las rocas y los sedimentos (S y P). Dependen de procesos de meteorización que liberan con más lentitud los elementos químicos.

El ciclo del C comienza con la fabricación de la materia orgánica por los productores a partir del CO2 atmosférico: el CO2 es captado por los productores (autótrofos) a partir de la atmósfera (productores terrestres) o disuelto en el agua (productores acuáticos). Los autótrofos (fotosintéticos o quimiosintéticos) utilizan una fuente de energía para fijar el CO2 inorgánico e incorporarlo a moléculas orgánicas. La mayor parte de los productores son fotosintéticos.

Luego, esa materia orgánica sirve de alimento a los consumidores y descomponedores.

Todos los organismos (productores, consumidores y descomponedores) pueden devolver el carbono a la atmósfera mediante el proceso de respiración, en forma de CO2: los compuestos orgánicos son degradados por los organismos durante la respiración aerobia para obtener energía, siendo oxidados hasta CO2 y H2O. El CO2 es devuelto a la atmósfera o el agua.

Es decir, fotosíntesis y respiración son procesos antagónicos, que se complementan y mantienen en equilibrio el ciclo biológico del carbono.

El equilibrio del CO2 está influido por los océanos: gran parte del CO2 atmosférico puede disolverse en las masas de agua (océanos principalmente). De esa manera, los productores de los ecosistemas acuáticos pueden incorporar el CO2 disuelto.

También la geosfera interviene en el ciclo, reteniendo parte del carbono durante largo tiempo en forma de combustibles fósiles o de rocas carbonatadas.

Las rocas carbonatadas son fundamentalmente dos tipos: calizas y dolomías, siendo una gran reserva de carbono al ser inaccesibles. Se forma cuando parte del carbono de los medios acuáticos (en forma de CaCO3), precipita mediante procesos de precipitación química, o por depósito de restos se seres vivo (conchas, esqueletos, caparazones…). Esos depósitos forman rocas calizas en el fondo de las cuencas sedimentarias (ej. Océanos). Como resultado, se “absorbe” CO2 por los océanos.

El carbono de las calizas es devuelto al ciclo muy lentamente: por disolución de dichas rocas/restos cuando quedan expuestos a la acción de los agentes geológicos externos (meteorización), o bien por su fusión (a grandes profundidades) y transformación en magmas, que pueden expulsar de nuevo el carbono a la atmósfera a través de erupciones volcánicas en forma de CO2.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *