Vasos.Que llegan y salen del.Corazón

Share Button

El aparato circulatorio es el aparato que se encarga de transportar los nutrientes y el oxígeno a todas las células, y retira de éstas los productos de desecho. 

FUNCIONES� Transportar oxígeno desde las superficies respiratorias hasta las células. � Transportar el dióxido de carbono desde las células hasta las superficies respiratorias. � Llevar nutrientes desde el aparato digestivo a todas las células. � Transportar los productos de excreción de las células. � Llevar hormonas. � Mantener la temperatura corporal. 

 Poríferos, cnidarios, platelmintos y nemátodos no tienen aparato circulatorio puesto que no lo necesitan, ya que la eliminación de sustancias y la incorporación de nutrientes y oxígeno la realizan de forma directa entre las células y el plasma. El plasma es el líquido extracelular que baña todas las células. 

El aparato circulatorio está formado por: � Líquido circulatorio � Vasos sanguíneos � Sistema de propulsión.

LÍQUIDO CIRCULATORIO es el medio líquido en el que se transportan las sustancias, disueltas en el caso de los nutrientes o bien unidas a pigmentos respiratorios en el caso de los gases. Los pigmentos respiratorios son proteínas pigmentadas que incrementan la capacidad de transporte de los gases (oxígeno y dióxido de carbono). Estos pigmentos respiratorios son: hemoglobina, hemocianina, hemeritrina y clorocruorina.

Los líquidos circulatorios son los siguientes: � Hidrolinfa. Propia de equinodermos. Tiene una composición en sales muy parecida al agua de mar y tiene amebocitos (función defensiva). Carece de función transportadora de gases. � Hemolinfa: Propia de artrópodos y moluscos. Contiene amebocitos y pigmentos respiratorios: hemocianina y hemoglobina. � Sangre. Propia de anélidos y vertebrados. En anélidos, la sangre posee hemoglobina, hemeritrina y clorocruorina mientras que en vertebrados, la sangre posee solamente hemoglobina. � Linfa: Exclusiva de vertebrados. Sirve para el drenaje de líquidos intersticiales. 

VASOS SANGUÍNEOS � Conducen los nutrientes y los gases. � Existen tres tipos de vasos sanguíneos: Arterias, venas y capilares.

ARTERIAS  Son los vasos sanguíneos que llevan la sangre desde el corazón hacia los demás órganos del cuerpo. Sus ramificaciones se llaman arteriolas. Sus paredes son gruesas y elásticas, lo que les permite resistir las altas presiones de salida de la sangre del corazón.

VENAS Son los vasos sanguíneos que llevan la sangre de vuelta al corazón. Sus ramificaciones se denominan vénulas. Sus paredes son menos gruesas y menos elásticas que las de las arterias debido a que tienen menor capa muscular y menor número de fibras elásticas.

CAPILARES  Son los vasos sanguíneos que unen las arterias con las venas y que alcanzan todas las células del organismo. Por tanto, es en ellos en los que se produce el intercambio de sustancias.  Sus paredes son delgadas.

 SISTEMA DE PROPULSIÓN  1. Se encargan de impulsar el líquido circulatorio a través de los vasos.  2. Se clasifican en función del número de cámaras contráctiles: � Vasos pulsátiles: Son vasos con capacidad contráctil y válvulas, que se dilatan cuando entra el líquido circulatorio y se contraen para hacerlo salir. � Corazón tubular: Es un vaso pulsátil engrosado que propulsa el líquido circulatorio mediante movimientos peristálticos. � Corazón tabicado: Se divide en cavidades (aurículas y ventrículos) separadas por válvulas que dejan pasar la sangre en un solo sentido. � Corazones accesorios: Son dilataciones de algunos vasos sanguíneos que al contraerse aumentan la eficiencia del sistema circulatorio.

EL CORAZÓN DE LOS MAMÍFEROS � Envuelto por tejido conjuntivo: pericardio. � Paredes del músculo: miocardio. 

Según el tipo de conexión entre los vasos, se distinguen dos tipos de aparatos circulatorios: � Aparato circulatorio abierto o lagunar: Se llama así porque el líquido que es transportado se vierte a lagunas (hemocele) y es ahí donde entra en contacto con las células y realiza el intercambio de nutrientes y gases. � Aparato circulatorio cerrado: Se llama así porque el líquido circula siempre por el interior de los vasos. Es en los capilares donde se realiza el intercambio de nutrientes y gases.

 APARATO CIRCULATORIO ABIERTO El líquido que circula por los vasos se vierte al hemocele (laguna) y ahí entra en contacto con todas las células.

 APARATO CIRCULATORIO CERRADO El líquido circula SIEMPRE por los vasos sanguíneos y llega a todas las células mediante los capilares. 

 La circulación en el aparato circulatorio cerrado puede ser de dos tipos: Circulación cerrada simple: El líquido circulatorio (sangre) pasa una sola vez por el corazón � Circulación cerrada doble: El líquido circulatorio (sangre) pasa dos veces por el corazón, recorriendo dos circuitos: el menor o pulmonar y el mayor o sistémico.  Si la sangre se mezcla en el corazón, la circulación doble es incompleta y si no se mezcla la sangre, la circulación doble es completa.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *