Diferencias entre tejidos adultos y tejidos meristematicos

Share Button

1. FORMAS DE ORGANIZACIÓN DE LA MATERIA VIVA: Las células sin especializar (cigoto) poseen intacta su potencialidad. Las especializadas (neurona) cumplen aquellas funciones para las que han sido «programadas». Al especializarse, pierden la capacidad de realizar el resto.La especialización produce cambios en su forma y estructura que le permiten adaptarse a sus funciones. Las células madre conservan la capacidad de diferenciarse (especializarse) en cualquier tipo celular. Son la principal fuente regeneradora de órganos y tejidos. Todas las células especializadas derivan de células madre.Organismos pluricelulares constituidos por tejidos, asociaciones de células especializadas en una función. Los tejidos se agrupan en órganos, estructuras formadas por distintos tejidos con una función determinada. Agrupación de órganos de distinto origen embrionario, aparato, si estos tienen un origen embrionario común, sistema.  La pluricelularidad aporta ventajas, aumento de tamaño y la especialización. En cambio, exige que haya un medio interno en el que se abastezca a las células y se recojan los desechos, pues aquellas no están en contacto con el exterior y, por tanto, no pueden acceder a los nutrientes. Histología es la parte de la biología que estudia los tejidos biológicos. La histología animal, tejidos animales, histología vegetal, los tejidos de las plantas vasculares.

2.- TEJIDOS VEGETALES: son los que tienen las cormofitas, es decir, plantas que presentan una organización corporal de tipo cormo, con órganos especializados (raíz, tallo, hojas, etc.). Dos tipos: embrionarios o meristemáticos y  tejidos adultos.MSolo hay un tipo de tejidos cuyas células puedan dividirse: los tejidos meristemáticos o meristemos. Las células que se van formando en este tejido crecen y se diferencian y especializan en funciones específicas dando lugar a los otros tipos de tejidos en los que las células han perdido la capacidad de división, y por este motivo se denominan tejidos adultos o definitivos.

TEJIDOS MERISTEMÁTICOS: Los meristemos están formados por células responsables del crecimiento en longitud o grosor. Células no diferenciadas. Pequeñas, con núcleos grandes, sin vacuolas y con pared fina. Al dividirse, originan dos tipos de células: unas no se diferencian y siguen formando parte de meristemos, otras sí lo hacen y dan lugar a los distintos tipos celulares que constituyen los tejidos adultos de la planta.
Hay dos tipos según la planta tenga crecimiento primario (longitud) o secundario (grosor) Meristemos primarios: Proceden directamente de las células embrionarias. Su proliferación produce el crecimiento primario o en longitud de la planta (propio de las plantas jóvenes o de los brotes) Se localizan en los extremos de los tallos (ápice caulinar) y las raíces (ápice radicular) y en las axilas de las ramas y de las hojas (yemas auxiliares). Meristemos secundarios: Se forman a partir del primer año de vida. Proceden de células adultas que recuperan su capacidad de división. Constituyen una capa cilíndrica dentro de los tallos y las raíces viejas. Responsables del crecimiento en grosor. Hay dos tipos: 1.- Cámbium vascular: es el meristemo más interno. Produce el crecimiento en grosor de tallos y  raíces mediante la formación de vasos conductores, FLOEMA al exterior y XILEMA al interior. 2.- Felógeno: es el meristemo más externo. Produce el crecimiento en grosor mediante la formación de un tejido suberoso (SÚBER o corcho) al exterior y un tejido parenquimático cortical hacia el interior.

2.3 TEJIDOS ADULTOS : constituidos por células de diversas formas, que no se dividen, derivadas de los tejidos meristemáticos. Diferenciadas y especializadas en la realización de una función determinada. Se clasifican en protectores, parenquimáticos o fundamentales, esqueléticos o de sostén, vasculares o conductores y secretores o glandulares.

2.3.1 TEJIDOS PROTECTORES: recubren los órganos de las plantas con el fin de protegerlos de los agentes externos y de la pérdida de agua y de nutrientes. Sus células muy juntas, sin espacios intercelulares, forman una cubierta externa con función protectora. Son:  tejido epidérmico, endodermis y tejido suberoso. EPIDERMIS: tejido más externo. Formado por  una sola capa de células vivas, sin cloroplastos, unidas completamente entre sí y recubiertas de una capa impermeable, la cutícula, compuesta por ceras especiales. Recubre hojas, tallos herbáceos y raíces. Algunas de sus células, los estomas, están especializadas en el intercambio gaseoso, y otras se han transformado en pelos o tricomas que realizan funciones diversas, como la absorción de agua (pelos radicales), la secreción de sustancias (pelos glandulares) o la protección (pelos urticantes). ENDODERMIS: Se localiza e en el interior de la raíz, donde separa los haces vasculares del parénquima situado bajo la corteza. Única capa de células vivas, paredes impermeabilizadas con lignina y suberina, formando la  banda de Caspary. PERIDERMIS (SÚBER O CORCHO): La Corteza o peridermiS,  tejido de protección que sustituye a la epidermis en los tallos y raíces que tienen crecimiento secundario.Sustituye al tejido epidérmico en las zonas de la planta de más de un año de vida.Está formada por varias capas de células muertas, con paredes muy gruesas cubiertas de suberina. Constituye el súber o corcho, capa que presenta lenticelas o aperturas en el súber para permitir el intercambio gaseoso.

2.3.2 TEJIDOS PARENQUIMÁTICOS O FUNDAMENTALES: Formados por células especializadas en los procesos de nutrición, fotosíntesis y la respiración, y en el almacenamiento de sustancias de reserva. Función principal, realizar la mayor parte de las actividades metabólicas de la planta. Células vivas y conservan la capacidad de división.  Tejidos más abundantes. Según su especialización, se clasifican en: Parénquima clorofílico: células tienen abundantes cloroplastos donde se realiza la fotosíntesis.  Frecuente en las partes verdes de la planta, hojas y tallos herbáceos. Existen dos tipos: 1. Parénquima clorofílico en empalizada: es una capa de células muy alargadas, muy juntas, situada bajo la epidermis del haz de las hojas. 2. Parénquima clorofílico lagunar: lo forman células con grandes espacios intercelulares. Localizado bajo el parénquima en empalizada. Parénquima de reserva: las células tienen plastos en los que almacenan distintas sustancias, como almidón, aceites, proteínas… Se localiza en raíces, tallos, frutos y semillas. Parénquima acuífero: las células tienen grandes vacuolas llenas de agua. Es frecuente en los nervios de las hojas y en los tallos suculentos de las plantas xerófitas (plantas adaptadas a los ambientes secos). Parénquima aerífero: los espacios intercelulares tienen abundantes espacios llenos de aire. Se encuentra en tallos y hojas de plantas acuáticas.

2.3.3 TEJIDO ESQUELÉTICO O DE SOSTÉN: función, ofrecer resistencia mecánica a las estructuras vegetales, mediante el engrosamiento de la pared celular. Células, paredes celulares muy engrosadas, a veces, impregnadas de lignina , proporcionado soporte y firmeza a la planta. 1. Colénquima: Órganos jóvenes.  Células, vivas y prismáticas, paredes engrosadas, sin lignina, resistentes y flexibles. Aparece solo en algunas zonas de la planta, como bajo la epidermis de los tallos herbáceos, dando forma y flexibilidad. 2. Esclerénquima: Da sujeción a los órganos adultos. Formada por células, muertas. Paredes engrosadas y enriquecidas con lignina. Soportar las partes del vegetal que ya han dejado de crecer. Las células son de dos tipos: Fibras de esclerénquima y Esclereidas.

2.3.4 TEJIDOS CONDUCTORES O VASCULARES: Transportan savia bruta desde la raíz hasta las hojas, y la savia elaborada desde las hojas al resto de la planta. Constituidas por la asociación de varios tipos celulares: elementos conductores, fibras de esclerénquima y parénquima de reserva. Se localiza,  las nerviaciones de las hojas y en el cilindro central de las raíces y tallos. Dos tipos de vasos conductores: 1. XILEMA: El xilema, tejido leñoso, transporta la savia bruta desde la raíz hasta las hojas. Formado por varios tipos de células: los elementos traqueales, las fibras del xilema, con la función de sostén y las células parenquimáticas,  almacenar sustancias. A. Elementos vasculares: son células muertas, alargadas, con depósitos de lignina, por cuyo interior circula la savia bruta. B. Elementos no vasculares, parénquima leñoso,  almacena sustancias y fibras esclerenquimaticas y esclereidas, para la protección y sostén de la planta. Hay un xilema primario que se forma durante el crecimiento primario a partir del meristemo apical y un xilema secundario, originado en el crecimiento secundario a partir del cámbium.

2. FLOEMA: Tejido liberiano. Transporta la savia elaborada desde las partes fotosintéticas al resto de la planta. Formado por varios tipos de células: células cribosas, células anexas o acompañantes, fibras de esclerénquima y células parenquimáticas, que están especializadas en el almacenamiento de sustancias de reserva. Células anexas o acompañantes: células parenquimáticas asociadas a las células cribosas, núcleo y con las que se establece una estrecha relación fisiológica y funcional. Responsables de la supervivencia de las células cribosas.

2.3.5 TEJIDOS SECRETORES O GLANDULARES: Formados por estructuras muy diversa, almacenar y segregar sustancias a cavidades internas o al exterior. Finalidad, atraer  a los insectos polinizadores y proteger a la planta de infecciones de microorganismos y  ataque de los herbívoros. A. Tejidos de secreción externa: La secreción se vierte al exterior de la planta. Importante, pelos glandulares  o  tricomas glandulares, prolongaciones citoplasmáticas de ciertas células epidérmicas. Producen el olor de las plantas aromáticas, como romero, también los néctares de las flores. Función: atraer a los insectos polinizadores. B. Tejidos de secreción interna: Interior de otros tejidos, vierten su secreción al interior de la planta. Son estructuras alejadas de la epidermis, se hallan en el parénquima de tallos, raíces, hojas y frutos. Más importantes: a) Las cavidades y los conductos secretores. Grupos de células que almacenan sustancias en los espacios intercelulares.Ejemplo, canales resiníferos de las coníferas,  acumulan resina,sustancia que protege a la planta de la invasión de insectos y agentes c, como hongos, bacterias y virus. B) Tubos laticíferos: se trata células alargadas o grupos de células que constituyen un conducto. Almacenan látex, emulsión lechosa de agua, almidón, proteínas, gomas, resinas, tanino y alcaloides, protege a la planta frente a los herbívoros. En la industria se usa para la fabricación de caucho.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *