Indica el recorrido del aire espirado desde los alvéolos pulmonares hasta las fosas nasales

Share Button
EL APARATO CIRCULATORIO
Todas nuestras células están bañadas en un líquido del que toman los nutrientes y el oxígeno que necesitan y al que arrojan sus residuos metabólicos. Este líquido, en el que viven todas las células, se llama líquido intersticial y forma el medio interno.
El líquido intersticial se forma a partir de la sangre que llega a todas las partes del cuerpo gracias al sistema circulatorio sanguíneo. El exceso de líquido intersticial se recoge por otro sistema de drenaje, el sistema linfático y forma la linfa.
Por tanto, el aparato circulatorio está formado por:
– El sistema circulatorio sanguíneo, por el que circula la sangre.
 El sistema linfático, por el que circula la linfa.
1.1 Anatomía DEL APARATO CIRCULATORIO
Corazón: órgano muscular encargado de bombear la sangre. 
 Arterias: vasos sanguíneos que salen del corazón al resto del cuerpo.
 Venas: vasos sanguíneos que retornan al corazón la sangre desde todas las partes de cuerpo
De qué está compuesta la sangre?
La sangre es un tipo de tejido conectivo formado por una sustancia líquida, el plasma y un conjunto de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.
Glóbulos rojos, hematíes o eritrocitos: son las más abundantes. Contienen una proteína llamada hemoglobina que es la encargada de transportar el oxigeno.
Glóbulos blancos o leucocitos: forman parte de nuestro sistema inmunitario. Nos defienden de los agentes infecciosos.
 Plaquetas o trombocitos: intervienen en la coagulación de la sangre


1.2 FUNCIONAMINTO DEL APARATO CIRCULATORIO

circulación mayor:  la sangre sale del ventrículo izquierdo por la arteria aorta y va a todas las partes del cuerpo oxigenando las células y proporcionando nutrientes. Vuelve al corazón, entrando a la aurícula derecha por la vena cava superior en inferior cargada de CO2 y sustancias de desecho de las células

Circulación menor: la sangre sale del ventrículo derecho por las arterias pulmonares hacia los pulmones cargada de CO2. En los pulmones se produce el intercambio de gases, el CO2 pasa de la sangre a los pulmones y el O2 de los pulmones a la sangre. La sangre vuelve al corazón y entra en la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares.

LOS MOVIMIENTOS DEL Corazón

El corazón bombea la sangre mediante movimientos de contracción (sístole) y de relajación (diástole). Los movimientos del corazón son: 
 Sístole auricular: las aurículas están llenas de sangre, se contraen y llevan la sangre a los ventrículos.
Sístole ventricular: cuando se llenan de sangre se contraen los ventrículos y la sangre sale del ventrículo izquierdo a la arteria aorta y del ventrículo derecho a la arteria pulmonar.
 Diástole: el corazón se relaja y la sangre procedente de las venas cavas y de las venas pulmonares vuelve a llenar las aurículas
1.3 ENFERMEDADES MAS FRECUENTES Y Hábitos SALUDABLES
-infarto de miocardio            -anemia
-hipertensión arterial             -hemofilia
-arritmias


2. EL APARATO RESPIRATORIO

La respiración pulmonar es el proceso mediante el cual el organismo capta el oxígeno del exterior y libera el dióxido de carbono. 
Por otro lado, la respiración celular consiste en la oxidación de los nutrientes en el interior de la célula, para extraer la energía que contienen.
La respiración pulmonar se lleva a cabo a través del aparato respiratorio.
2.1. Anatomía DEL APARATO RESPIRATORIO
Fosas nasales: al pasar por ellas, el aire se filtra, se calienta y se humedece.
Faringe: el aire llega a la faringe a través de dos aberturas, las coanas.
Laringe: en ella se encuentra la epiglotis que es un cartílago que impide la entrada de alimentos a las vías respiratorias.
Tráquea: es un tubo formado por unos anillos cartilaginosos incompletos.
Bronquios: Son las dos ramas en las que se divide la tráquea hacia los pulmones. En los pulmones e bifurcan en bronquios menores y en bronquiolos.
Alvéolos pulmonares: los bronquiolos siguen ramificándose hasta terminar en unos sacos, los alvéolos
2.2. FUNCIONAMIENTO DEL APARATO RESPIRATORIO
La respiración pulmonar es la circulación del aire desde el exterior de nuestro cuerpo hasta los pulmones pasando por las vías respiratorias.
Está formada por dos movimientos: inspiración y espiración
inspiración: es un movimiento activo, de contracción. El diafragma desciende, y los músculos intercostales levantan las costillas. Aumenta el volumen de la cavidad torácica. El aire entra en los pulmones cargado de oxígeno.


espiración: Es un movimiento pasivo, de relajación. Disminuye el volumen de la cavidad torácica. El aire sale de los pulmones cargado de dióxido de carbono.

EL INTERCAMBIO DE GASES EN LOS Alvéolos PULMONARES

Cada pulmón tiene 150 millones de alvéolos. Las paredes de los alvéolos son muy finas y están llenas de capilares. Esta red de capilares se forma a partir de una rama de la arteria pulmonar y una rama de la vena pulmonar.
El intercambio de O2 y CO2 se produce por difusión, es decir, desde donde hay más concentración hasta donde hay menos. Por tanto, el O2 pasa de los alvéolos a los capilares y el CO2 de los capilares al alveolo.
El oxígeno llegará a todas las partes del cuerpo y el CO2 se expulsa en la espiración.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *