Interacciones de la tierra con su ámbito

Share Button

La Tierra:


es el tercer planeta del Sistema Solar, considerando su distancia al Sol, y el quinto de ellos según su tamaño. Es el único planeta del universo que se conoce en el que exista y se origine la vida. La Tierra posee un único satélite natural, la Luna. La Tierra gira alrededor del Sol describiendo una órbita elíptica a una velocidad media de 29,8 Km. Por segundo. En la tierra como un sistema completo, se observan los resultados netos de interacciones complejas. Hay cinco partes del sistema de la Tierra a menudo conocidos como “esferas.” Cada parte tiene su propia colección de materiales y procesos dinámicos que hacen de la Tierra un lugar en constante evolución. Sin embargo, cada parte del sistema de la Tierra no funciona por separado. Todos interactúan con otras partes de diferentes formas.
La atmósfera
 se extiende hacia arriba por varios cientos kilómetros desde la superficie de la tierra. La parte más baja es el hogar de las nubes y los estados del tiempo.
La biosfera
 es donde se encuentran todos los seres vivos incluyendo, plantas, animales, protistas, hongos, Achaeas, y bacterias.
La Geósferas
generalmente se extiende desde la superficie de Tierra hasta su núcleo incluyendo todas las rocas, rocas fundidas, sedimentos, y suelos (aunque en los suelos también hay componentes vivos importantes).
La hidrosfera 
incluye océano, ríos, lagos, corrientes, agua subterránea, vapor de agua, e incluso, charcos.
La criosfera
es la parte congelada del sistema de la Tierra e incluye aspectos helados de nuestro planeta como la nieve, glaciares, y hielo marino.

Interacción de la Tierra con su Ámbito (espacio) :


La tierra no se encuentra sola en el espacio; está ligada al sistema solar y su comportamiento va depender directamente del sol y del satélite que acompaña a la tierra en su movimiento alrededor del sol para relacionarse con las interacciones del sistema solar. Una de las carácterísticas propia de los sistemas es que en ellas se producen interacciones entre sus componentes, en consecuencia, entre la Tierra y su ámbito se producen interacciones gravitatorias, electromagnéticas y nucleares, las cuales contribuyen a mantener un ordenamiento natural dentro del sistema solar. Algunos fenómenos que manifiestan las relaciones entre la Tierra y su ambiente son: La radiación solar, las mareas, los eclipses, las caídas de meteoritos, los vientos solares, las auroras. Las interacciones gravitatorias.

Movimientos de la Tierra:

tierra no se encuentra inmóvil, sino que está en continuo  movimiento. Se desplaza, con el resto de planetas y cuerpos del Sistema Solar, girando alrededor del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Sin embargo, este movimiento afecta poco nuestra vida cotidiana sino que está sometida a movimientos de diversa índole.Los principales movimientos de la Tierra se definen con referencia al sol y son:


Movimiento de Translación


La traslación de la Tierra es el movimiento de este planeta alrededor del Sol, que es la estrella central del sistema solar. La Tierra describe a su alrededor una órbita elíptica. Si se toma como referencia la posición de una estrella, la Tierra realiza una vuelta completa en un año sidéreo, cuya duración es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos.

Consecuencias de la traslaciónde la Tierra:

Inclinación del eje de rotación terrestre también propicia la sucesión de las estaciones. Los cambios estacionales son más acusados en las latitudes medias. Siempre son complementarios (opuestos) en los dos hemisferios de la TierraMovimiento de Rotación
:
Es un movimiento que efectúa la Tierra girando sobre su msmo eje imaginario denominado eje terrestre que pasa por sus polos. Una vuelta completa, tomando como referencia a las estrellas, dura 23 horas con 56 minutos 4 segundos y se denomina día sidéreo. cnsecuencias de la rotación terrestre:
cesión del día y de la noche, Abultamiento ecuatorial y achatamiento polar, La rotación terrestre crea una fuerza centrífuga. Dirección de los vientos y de las corrientes marinas, activación del campo magnético, efecto Coriolis nteracción entre la tierra – luna:
luna es atraída con la fuerza de gravedad de la tierra ejerciendo su influencia sobre nuestro planeta, provocando movimientos de los fluidos, causando mareas.

Mareas:

es el cambio alternativo y diario  del nivel del mar producido principalmente por la fuerza de atracción gravitatoria que ejercen el Sol y la Luna sobre la Tierra. Aunque dicha atracción se ejerce tanto en su parte sólida como líquida y gaseosa sobre las aguas de los mares y océanos. El sol también influye, aunque en menor intensidad sobre el ascenso y descenso del nivel del mar. Estas mareas pueden ser marea baja, o mareas altas.

Eclipse:

Es el oscurecimiento parcial o total que se produce por la sombra recibida de otro astro, originando un cono de sombra y penumbra, cutas dimensiones dependerán de las distancias reciprocas entre los astros y su tamaño. Hay diferentes tipos de eclipses: lunar y solarEclipse Lunar:
es un evento astronómico que sucede cuando la tierra se interpone entre el sol y la luna, generando un cono de sombra que oscurece a la luna. Para que suceda un eclipse, los tres cuerpos celestes, la tierra, el sol y la luna, deben estar exactamente alineados o muy cerca de estarlo, de tal modo que la tierra bloquee los rayos solares que llegan al satélite; por eso, los eclipses lunares solo pueden ocurrir en la fase de luna llena. Si los eclipses ocurren en penumbra (área completamente iluminada), el eclipse será parcial.

Eclipse Solar:

es el fenómeno que se produce cuando la Luna oculta al Sol, desde la perspectiva de la Tierra. Esto sólo puede pasar durante la luna nueva (Sol y Luna en conjunción).


Interacciones entre la tierra y el sol

La relación cósmica entre el Sol y la Tierra es evidente. Se puede afirmar que todos los acontecimientos que ocurren en el Sol tienen repercusión en la Tierra. Se ha evidenciado que los protones y electrones (con carga eléctrica positiva y negativa, respectivamente), que ingresan por los polos magnéticos de la Tierra, y las diferentes clases de radiaciones provenientes del sol influyen en las capas de la atmósfera, las mismas que experimentan cambios debido a que se combinan con los átomos atmosféricos ahí existentes. En lo fundamental, las radiaciones solares interactúan con las capas de la atmósfera ionizándolas, es decir, inducíéndoles electromagnetismo, que está relacionado con los diversos fenómenos atmosféricos: formación de tormentas eléctricas, entre otros. Para el clima general de la Tierra hay la comprobación científica de que en la fase de mayor actividad del Sol durante cada ciclo de 11 años, existe una época de mucho calor (inviernos cálidos) en muchas regiones planetarias. Sucede lo contrario cuando el Sol atraviesa la fase de menor actividad. El clima frío invade gran parte de los continentes de la Tierra.

Magnetosfera:


es la parte externa de la envoltura de terrestre, comprende la parte superior de la ionosfera y la magnetopausa, constituidas por partículas ionizadas, de gran conductibilidad eléctrica, cuyas propiedades están ligadas a la acción del campo magnético terrestre, en constante interacción con los flujos de energía de procedencia solar como lo son los vientos o tempestades solares.

Auroras:


es un fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que se presenta en el cielo nocturno, generalmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras zonas del mundo durante breves períodos. Se produce cuando una eyección de masa solar choca con la Magnetósfera de la tierra. En el hemisferio sur es conocida como aurora austral, y en el hemisferio norte como aurora boreal.

Vientos Solares:


es un fenómeno caracterizado por la emisión de gas compuesto por una serie de partículas dotadas de carga eléctrica, principalmente de los núcleos de átomos de hidrógeno con una alta carga energética, aunque también incluyen núcleos de átomos de helio así como electrones. Estos iones se originan en la corona solar. Este fenómeno astronómico se produce en forma de ciclos conocidos como ciclo de actividad solar que tiene una duración aproximada de unos once años y se encuentra regulado por los campos magnéticos del sol, en ellos que alternan épocas de una gran actividad solar con otras en la que disminuye tanto la frecuencia como la intensidad de las mismas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *