Placenta biología

Share Button

Secreción HORMONAL

Esta controlada por el sistema nervioso central, en concreto, por el hipotálamo.
El hipotálamo recibe informaciones del medio externo, a través de los órganos de los sentidos, y del medio interno, las procesa y elabora una respuesta .Consiste en la secreción de sustancias que reciben el nombre de neurohormonas, al proceder de células nerviosas con función secretora.

Las neurohormonas  estimulan o inhiben la acción de la hipófisis. La hipófisis puede segregar hormonas que actúan directamente sobre órganos diana, o bien hormonas que tienen como función estimular otras glándulas endocrinas.

Se establece un mecanismo  en el que el sistema nervioso controla el sistema endocrino y este regula los procesos fisiológicos del organismo.

SISTEMA INMUNITARIO

Función de proteger al organismo con estos objetivos.

– Evitar la entrada de microorganismos y otros agentes, como polvo, esporas, partículas de polvo… Que podrían resultar nocivos. 

– Detectar y eliminar células propias que se comportan y se reproduce de forma anómala.

Actúan a distintos niveles. Las barreras externas( piel y mucosas) el primer nivel, que impiden o dificultan la entrada al organismo de los agentes externos. El organismo secreta distintas sustancias, como el cerumen del oído, las lagrimas, la saliva o los ácidos vaginales, que hacen más difícil la proliferación de los gérmenes. La flora habitual en a piel en el intestino también impide el desarrollo de los microorganismos patógenos.

Las células inmunitarias y los órganos linfoides constituyen el siguiente nivel de actuación.

Órganos LINFOIDES


La médula ósea y el timo se encargan de la formación de las células inmunitarias.

– En el bazo y los ganglios linfáticos se almacenan y reproducen las células inmunitarias.


RESPUESTA INMUNITARIA

Inespecífica

Va dirigida a eliminar cualquier microorganismo, partícula o célula que el cuerpo considere perjudicial. Es una inmunidad innata porque esta activa desde el nacimiento del individuo. Es llevada a cabo por  los fagocitos.

Especifica

Elimina un tipo concreto de patógeno. Es una inmunidad que se desarrolla a lo largo de la vida, a medida que el organismo entra en contacto con distintos antígenos. Llevada a cabo por los linfocitos T y linfocitos B.   

LAS VACUNAS

Proporcionan inmunidad específica frente a patógenos concretos, protegíéndonos así de ciertas enfermedades. 

Sustancias preparadas artificialmente con microorganismos inactivos o debilitados causantes de la  enfermedad, o bien con partes de estos. Las vacunas permiten que , en caso de infección , el sistema inmunológico pueda eliminar el patógeno, y evitar así que se manifieste la enfermedad o que lo haga de forma menos agresiva. 

1. Se produce una respuesta inmunitaria cuando los antígenos que contiene la vacuna se incorporan al organismo

2. El sistema inmune responde fabricando anticuerpos específicos para el antígeno

3. Los antígenos de la vacuna son destruidos, pero los linfocitos T  activados por los anticuerpos permanecen en la sangre a partir de ese momento, como linfocitos T de memoria.

LA ALERGIA

Es una respuesta inmunitaria inespecífica desmesurada que se desencadena cuando una sustancia, inicialmente inocua, penetra en el organismo. Estas sustancias, que reciben el nombre de alérgenos, pueden ser alimentos, metales, polen, ácaros del polvo, picaduras de insectos…

LAS ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Son un conjunto de enfermedades en las que el sistema inmunológico ataca y destruye por error las células sanas del organismo.


EL RECHAZO INMUNITARIO

El trasplante es una técnica médica que consiste en sustituir órganos, tejidos o grupos de células dañados por otros sanos que provienen de un donante. El principal problema para realizar con éxito un trasplante es el rechazo  inmunitario. Este puede  producirse se los tejidos del  órgano trasplantado son reconocidos como antígenos por el sistema inmunitario, el cual elabora anticuerpos  para destruir el cuerpo extraño. Si esto ocurre, provoca graves trastornos a la persona receptora del trasplante; para evitar el rechazo, se necesita medicación específica.

LA Función DE Reproducción

Permite a los seres vivos obtener nuevos individuos. La descendencia obtenida comparte los caracteres de los progenitores, pero no son una copia exacta de ellos. Intervienen dos progenitores, uno masculino y otro femenino, que aportan su información genética a través de los gametos. Como veremos, la uníón de los gametos, el femenino llamado óvulo y el masculino llamado espermatozoide, se denomina fecundación y como resultado se forma una nueva célula, el cigoto o célula huevo, que se desarrolla al nuevo individuo.

LA Formación DE LOS ESPERMATOZOIDES

Las células precursoras de los espermatozoides se encargan en los túbulos seminíferos. A partir de la pubertad, empiezan a madurar en los mismos túbulos hasta dar lugar a los espermatozoides. Este proceso se denomina espermatogénesis.

ESPERMATOGÉNESIS

Una vez formados, los espermatozoides salen de los testículos hacia el epidídimo, donde maduran. Pasan a los conductos deferentes. Se desplazan y siguen avanzando hasta la uretra. En estos conductos, los espermatozoides acaban  de madurar. Las vesículas seminales y la próstata producen, respectivamente, el liquido seminal y el liquido prostático.
Durante  la eyaculación, también intervienen las denominadas glándulas de Cowper.
Secretan un liquido que se vierte su pH para adecuarlo al paso de los espermatozoides. Este liquido también puede transportar espermatozoides, aunque en un numero reducido.


Cuando se produce la eyaculación, la salida de los espermatozoides del sistema reproductor, estos son liberados junto con el liquido seminal y el liquido prostático. Constituye el semen, un liquido blanquecino que sale a través de la uretra. En cada eyaculación se expulsan cientos de millones de espermatozoides. Los espermatozoides tienen una elevada movilidad gracias al flagelo que actúa como elemento impulsor y a un elevado numero de mitocondrias que suministran la energía necesaria.  La producción de espermatozoides se mantienen a lo largo de toda la vida del hombre, aunque a partir de los 50 años de edad empiezan a disminuir.

EL APARATO REPRODUCTOR FEMENINO

Ovarios:

encargados de la producción de óvulos

Trompas de Falopio:

conductos, comunica con un ovario y con el útero. Se encargan de recoger los óvulos liberados por los ovarios y conducirlos al  útero

– Útero: 

Vagina

Conducto que comunica el útero con el exterior

Vulva:

parte exterior del sistema reproductor y consta de los labios mayores, los labios menores y el clítoris, pequeño órgano eréctil.

Glándulas mamarias:

tienen la función de producir  y segregar leche para alimentar al recién nacido.

LA FORMACIÓN DE LOS ÓVULOS

Las células precursoras de los óvulos se encuentran en los ovarios de la mujer desde su nacimiento. Se mantienen en  estado estacionario y, al llegar a la pubertad, continúan su desarrollo coincidiendo con el inicio de la maduración del aparato reproductor femenino. Este momento, tienen lugar de forma cíclica la ovulación y la menstruación.

OVULACIÓN

Una de las células precursoras madura hasta dar lugar a un óvulo, que sale del ovario y es recogido por la trompa de Falopio. Este proceso es la ovulación. Durante la maduración del óvulo, el endometrio se engrosa con la finalidad de albergar el óvulo fecundado. Si no es fecundado, el óvulo tiene una vida muy corta y muere en 24 horas.


La ovulación determina el ciclo ovárico, que es el tiempo transcurrido entre la maduración de un óvulo y la siguiente. La duración media del ciclo ovárico es de 28 días.

Menstruación

Si no se produce un la fecundación, unos 14 días después de la  liberación del óvulo el endometrio se desprende. Esto provoca una hemorragia, denominada menstruación,  que dura unos 4 días y consiste en la expulsión por la vagina de sangre y otros componentes que forman el endometrio. Intensa en los primeros días y poco a poco va desapareciendo.

 La menstruación determina el ciclo endometrial, que es el tiempo que transcurre entre el inicio de una menstruación y el comienzo de la siguiente. Se origina, aproximadamente, 14 días después de la ovulación. 
La interrelación de los ciclos endometriales y ovárico  determina un periodo fértil en la mujer, que es el intervalo de días en los que la probabilidad de embarazo es muy elevada. Teniendo en cuenta que, por un lado, el óvulo librados sobrevive 24 horas y por otro, que  los espermatozoides sobreviven  hasta 72 horas en el parto reproductor femenino. El periodo fértil está comprendido entre  tres días antes y un día después de la ovulación. 
La edad fértil en la mujer se inicia con la primera menstruación o menarquia, a partir de los 12 o 14 años.  Aproximadamente entre los 45 y 55 años, los ovarios dejan de madurar óvulos, cesan la menstruación y comienza el periodo  denominado menopausia.

LA Fecundación

La fecundación es la uníón de un óvulo y de un espermatozoide en el interior del sistema reproductor femenino. Es posible si durante el periodo fértil de la mujeres se realiza el coito, consiste en la introducción del pene erecto en la interior de la vagina, y la eyaculación, es decir, la excursión del semen.


 1
Una eyaculación se liberan entre 200 y 300 millones de espermatozoides, que quedan depositados en la entrada el útero de la mujer. En este momento, los espermatozoides avanza hacia las trompas de Falopio gracias al los movimientos de su cola.

 2
Unas decenas de espermatozoides consiguen llegar a las trompas de Falopio. Si en este momento hay en ellas un óvulo maduro, se puede producir la fecundación entre este óvulo y solo uno de los espermatozoides.

3
Como consecuencia de esta uníón, se formará la célula huevos o cigoto. 

4
Cuando el cigoto se divide por primera vez, da lugar al embrión, que se desplaza desde las trompas de Falopio hacia el útero, mientras  realiza sucesivas divisiones celulares.

5
Cuando lo embrión llega al útero,  se reproduce la implantación, es decir, el embrión se adhiere al endometrio, donde  se desarrollará para formar un nuevo ser. La implantación tienen lugar entre 7 y 9 días después de la fecundación.

EL EMBARAZO

Cavidad Amniótica:


es la cavidad que contiene el embrión. La membrana  amniótica y líquido amniótico. Esta cavidad mantiene hidratado el embrión, lo protege de los golpes y de los posibles cambios de temperatura.

Placenta:


órgano situado en el exterior de la membrana amniótica y su función es comunicar el sistema circulatorio de la madre y el del embrión. También actúa como filtro de microorganismos y de sustancias nocivas.

Cordón umbilical:


es un tubo largo y flexible formado por dos arterias y una vena que une el embrión con la placenta.
El embrión recibe los nutrientes y el oxígeno de la sangre de la madre a través de las arterias y las sustancias tóxicas, como el dióxido de carbono, pasan a través de la vena hacia la placenta.


EL PARTO

Cuando ha transcurrido las 40 semanas de embarazo, tiene a lugar al parto, q es la salida al exterior del feto y de las membranas q lo rodean.

El parto se unía con las siguientes manifestaciones:


1 ROTURA DE LA MEMBRANA Amniótica:


libera el líquido amniótico. Conocido como romper aguas 

2 APARICIÓN DE CONTRACCIONES UTERINIAS:


al principio son contracciones suaves Y ligeramente dolorosas, pero cada vez se hacen más frecuentes e intensas.

FASES DEL PARTO

1 DILATACIÓN


Debido a las contracciones uterinas, cada vez más frecuentes, se va ensanchando el cuello del útero alcanza los 10 cm de diámetro , termina esta fase.

2 EXPULSIÓN


Prosiguen las contracciones uterinas y entre 3 y 5 horas después comienzan los dolores  de expulsión, q producen cuando la cabeza del feto presiona la vagina pasa salir. Primero aparece la cabeza, luego un hombro, y rápidamente el resto del cuerpo. Se pinza el cordón umbilical para evitar  hemorragia y después, se corta.

3 ALUMBRAMINETO:


consiste en la expulsión de la placenta, y tiene lugar minutos después de la salida del feto

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *