Las células de los hongos pluricelulares son iguales

Share Button

La madera está constituida por el conjunto de tejido que forman la masa de los troncos de los árboles, desprovistos de su corteza.
Es el material de construcción más ligero, resistente y fácil de trabajar, utilizado por el hombre desde los primeros tiempos.     

La constitución de la madera gira entorno a tres elementos principales, la mayor parte de ella está constituida por celulosa, entre el 40 y el 50 % de su totalidad; le sigue la lignina, que conforma el 25 – 30 % de la masa de la madera; la hemicelulosa es el tercer elemento predominante con un 20 – 25 %; el tanto por ciento restante lo componen la resina, el tanino y la grasa de la misma.

Si analizamos la madera podemos distinguir varias partes:



– Médula

Es la parte central de la madera, su tejido es flojo y poroso, es la parte más vieja y suele estar agrietada, por estos motivos se suele desechar.


Duramen

Parte interior del tronco, en está zona la madera ha alcanzado ya su máximo desarrollo y resistencia, es una madera compacta. Las carácterísticas del duramen son debidas a que éste a sufrido el proceso de lignificación, este proceso se da en la parte final del crecimiento celular de la madera, en él, la lignina sustituye la mayor parte del agua dándole una mayor resistencia y volumen. 

– Albura:

es la parte más externa del tronco, la zona viva del árbol, es una madera con una tonalidad más clara y una composición más porosa y ligera que el duramen


– Cámbium:

situado entre la albura y la corteza, es la base de crecimiento de la madera. Es el responsable de crear anualmente un nuevo anillo de crecimiento.



– Líber

Es la parte interna de la corteza. Es de carácter filamentoso y su resistencia es relativamente baja.


– Corteza:

tejido más externo de la madera, es impermeable, es un tejido muerto que protege al árbol de todo tipo de agentes externos.


– Radios leñosos:

tienen la función de trabazón, proporciona a la madera una menor deformación radial. Es por dónde romperá la madera en caso de una compresión excesiva.


– Anillos anuales:

son los anillos de crecimiento que forman bajo la corteza, en zonas donde el clima es variable, podemos distinguir entre la zona de primavera y la de verano, así como las condiciones climáticas a las que ha estado expuesto el árbol.

Los agentes de degradación de la madera son muy variados pero podemos diferenciar dos grandes grupos, los Factores abióticos y los Factores bióticos.

FACTORES ABIÓTICOS- AGUA -:


Una de las principales causas del deterioro superficial de la madera se debe a lo cambios rápidos del contenido de humedad en la capa externa. El agua de lluvia que moja la superficie de la madera sin protección es absorbida rápidamente por capilaridad por la capa superficial de la madera seguida por la adsorción en las paredes de las células. El vapor de agua es recogido directamente por adsorción por las paredes de las células.

La diferencia de humedad entre el interior y la capa superficial que tenderá a hinchar, provoca un estado de tensiones en la pieza, que si no está equilibrado origina la arqueadura o combadura.

“La madera sufre variaciones dimensionales con facilidad a causa de los cambios de humedad”

La humedad es uno de los factores de agresividad del medio y es, de hecho, la base a partir de la cual las normas europeas EN 335.1 y EN 335.2 / 95 determinan categorías de riesgo de la madera en función de su ubicación, a saber:


RIESGO 1


Corresponde a maderas situadas en lugares protegidos de la intemperie

RIESGO 2:


para aquellas maderas colocadas en lugares protegidos de la intemperie en los que sólo de forma ocasional puede aparecer un grado alto de humedad sin que se produzcan condensaciones constantemente. Ej.: maderas exteriores sin contacto con la lluvia.

RIESGO 3


Corresponde a las maderas que no están en contacto con el suelo y que, ya sea a la intemperie o no, se hallan en lugares donde pueden producirse condensaciones continuamente. Ej.: vigas de sótano.

RIESGO 4


Categoría de las maderas situadas a la intemperie, en contacto con el suelo o agua dulce y sometidas todo el tiempo a un grado de humedad elevado. Ej.: fundaciones o encadenados.

RIESGO 5


Para maderas sumergidas esporádica o permanentemente en agua marina y sujetas a un grado de humedad alto. Ej.: pilotes de muelle.

RADIACIÓN SOLAR


La madera expuesta a la luz solar sufre un cambio de la coloración que inicialmente tienda al oscurecimiento en tono marrón. Posteriormente, toma un color grisáceo. La radiación ultravioleta del espectro de la luz solar, degrada los componentes de la madera comenzando por la lignina. Esto se traduce en un oscurecimiento superficial. Si incide el agua de lluvia, los productos resultado de la degradación son eliminado por el agua y queda la celulosa, meno sensible a las radiaciones, adquiriendo la superficie un color blanquecino.

Las células externas pueden recubrirse lentamente de mohos, que viven de la humedad de la madera y de los productos de la fotodegradación, dando a la superficie una coloración grisácea o negruzca.

En la práctica, el agua y el sol, actúan de forma combinada y se potencian entre si multiplicando los efectos.

El deterioro de la madera expuesta a la intemperie es muy lento. Generalmente se estima que la profundidad destruida en un siglo de exposición es de 6 mm. Este valor varía en función del clima, la especie de madera y la orientación. Algunos autores citan valores desde 1 a 13 mm.


FUEGO


Para hablar del comportamiento de la madera frente al fuego primero tenemos que diferenciar las dos fases que se pueden distinguir cuando se da un incendio. La primera fase es la de desarrollo inicial y la segunda la de continuidad (en pleno desarrollo). En la fase inicial influyen en alto grado factores como la combustibilidad del material, la facilidad de ignición y el avance de la llama en la superficie de l os materiales. En esta fase es deseable que los materiales no favorezcan estos factores.

En la fase de pleno desarrollo es preferible que los materiales que delimitan la zona del incendio impidan el paso de las llamas y el calor durante el mayor tiempo posible para evitar la propagación. Realmente el comportamiento de mamadera frente al fuego es bastante bueno. Pocas veces un incendio será indiciado por la combustión de madera, son necesarias altas temperaturas (400ºC) para que inicie su combustión.

Cuando la madera se ve expuesta a un incendio en fase de pleno desarrollo también tiene una respuesta buena. La capa más superficial se carboniza rápidamente creado una capa de madera carbonizada que aumente en 6 veces su capacidad aislante.

ESFUERZOS MECÁNICOS


Los esfuerzos mecánicos también pueden ser motivo de la degradación de la madera, pueden provocar fatiga y pérdida de resistencia en la madera. El continuo uso y rozamiento pueden provocar deformaciones y desgaste en las estructuras.

FACTORES BIÓTICOS HONGOS XILÓFAGOS


El requisito que tiene más relevancia en relación a su comportamiento es su dependencia de la humedad. El contenido mínimo de humedad en la madera, que permite su desarrollo, es del 18 al 20 %. Toda madera con contenidos superiores a este valor está expuesta al ataque de los hongos y al contrario, si el contenido de humedad es inferior a dicho umbral el ataque no puede desarrollarse.Dentro de los hongos xilófagos pueden diferenciarse dos grandes grupos : en el primero encontramos los mohos y los hongos cromógenos y en el segundo los hongos de pudrición.
Los mohos y los hongos cromógenos se alimentan de las sustancias de reserva de la madera y no producen degradaciones en la pared celular, por lo que no afectan a las propiedades mecánicas. Su efecto es el cambio de coloración de la madera.


Los hongos de pudrición son los que producen daños graves en la madera. Se alimentan de los componentes de la pared celular llegando a provocar la destrucción completa de esta.

“Los hongos de pudrición son los únicos que afectan estructuralmente a la madera”

− Pudriciones pardas o cúbicas − Pudriciones blancas o fibrosas − Pudriciones blandas

La pudrición parda o cúbica es la más grave y peligrosa y está producida por hongos que se alimentan preferentemente de la celulosa y la hemicelulosa dejando, como consecuencia, un residuo de color marrón oscuro formado principalmente por lignina. Al secarse la pieza el material residual tiende a agrietarse formando una estructura de pequeños cubos o prismas que se disgrega con facilidad entre los dedos como si fuera polvo.

La pudrición blanca o fibrosa está producida por hongos que se alimentan preferentemente de la lignina

Generalmente afectan más a las maderas de frondosas que a las de coníferas, debido a que estas tienen un mayor contenido en lignina. La pudrición blanda está originada por hongos inferiores, La madera atacada tiene un aspecto final blando o esponjoso.

INSECTOS DE CICLO LARVARIO (Coleópteros) Pudrición blanca Pudrición blanda Los insectos de ciclo larvario pertenecen a la familia de los coleópteros. Su carácterística común es que se alimentan de la madera durante su etapa de larva. El ciclo biológico comienza cuando las hembras ponen huevos en la madera dentro de las fendas, ranuras u orificios de la superficie. De estos nuevos huevos nacen pequeñas larvas que comienzan a alimentarse de la madera realizando galerías que disminuyen la capacidad resistente de la pieza. Las larvas permanecen en el interior de la madera un periodo muy variable en función de la especie que puede ir desde unos meses hasta más de diez años.

“Todos estos insectos tiene en común que se alimentan de la madera en su fase de larva”


Los principales coleópteros xilófagos que actúan en España y que atacan la madera puesta en obra suelen estar en los siguientes grupos, siendo los tres primeros los más comunes y habituales :

-(vulgarmente carcoma), Cerambícidos -(carcoma grande) − Líctidos (polilla),- (gorgojo de la madera)

ANÓBIDOS (CARCOMA)


Pequeños coleópteros de 3 a 11 mm. De longitud, en estado adulto. La larva puede alcanzar una longitud de 3 a 5 mm. Los orificios de salida son de forma circular de 1,5 a 4 mm.

(POLILLA)


Son insectos de pequeño tamaño (6 a 8 mm de longitud) que se conocen vulgarmente como polillas. Se alimentan de madera de albura de algunas especies de frondosas como el roble, el fresno y el olmo. El serrín que producen es muy fino, de color blanco cremoso, Normalmente la duración del ciclo biológico es de un año, 

(GORGOJO DE LA MADERA)


Sus daños son muy parecidos a los de los anóbidos. Atacan a la madera de albura de las frondosas y las coníferas. Cuando existen ataques previos de hongos pueden afectar a la madera del duramen. Requieren una humedad en la madera mayor o igual al 20 %. 

INSECTOS SOCIALES (Isópteros) – TERMITAS


Las termitas son insectos del orden Isoptera que viven bajo una organización social avanzada. Constituyen una agrupación de individuos en la que los distintos tipos o castas, incapaces de vivir solitariamente, desempeñan diferentes cargos o funciones en el desarrollo de la colonia.

“Las termitas siguen una jerarquía: individuos sexados, soldados y obreros”

 

-Individuos sexuados:

entre los que se distinguen las parejas reproductoras, tanto la pareja real fundadora como las secundarias (individuos neoténicos), que aparecen posteriormente y que tienen la misión de aumentar la población de la colonia.

− Soldados:


Su misión es la defensa de la colonia.

− Obreros:


Su misión es realizar todos los trabajos de la comunidad. Estos insectos pueden ser los más dañinos de todos los que atacan la madera, son ciegos, por lo que rehuyen la luz. 


Las termitas que se encuentran en España se pueden clasificar en dos grupos:

− Subterráneas:


caracterizadas porque tienen sus nidos en el subsuelo.

− De madera seca:


hacen sus nidos en la madera. La especie que se encuentra sólo en Canarias es la Criptotermes brevis Walker.

OTROS INSECTOS


Aquí explicamos otro tipo de insectos cuya importancia es menor a la de los anteriores en cuanto a destrucción o degradación de madera utilizada para la construcción. Los sirícidos (avispa de la madera).

Los xilocópidos (abeja carpintera)


“Los xilófagos marinos pueden llegar a ser muy destructivos estructuralmente”

Árbol APEADO 1 – DEFINICIÓN


La madera de estos arboles se encuentran en buenas condiciones cuando los anillos son regulares, con fibras uniformes, apretadas y paralelas; no presentan grietas, reviramientos o nudos grandes. No deben sonar huecos y no presentaran enfermedades por podredumbre, gusanos o otros animales. Es denominado árbol apeado por su manera de ir cortando poco a poco las extremidades de estos árboles hasta eliminarlos de la tierra.

2 – DEFECTOS DE LA MADERA



Corazón Excéntrico:

Se genera por una desviación la cual genera anillos de crecimiento irregulares Anillos Irregulares:
Los anillos de crecimiento ayudan a determinar la edad del árbol, y estos tienden a ser diferentes de unos años a otros. Dependiendo de las circunstancias, estos anillos pueden generarse de manera irregular, los cuales modifican las carácterísticas físicas y mecánicas de la madera, curvando piezas y apareciendo roturas Doble Albura:
La doble albura se genera cuando el árbol esta expuesta a fríos intensos y prolongados. Debido a eso, la parte de la albura se seca, quedándose sin lignina.

Corazón Hueco:

Es originaria debido a la pudrición roja, la cual se encarga de deteriorar el tallo y de la muerte de las cañas de crecimiento. El corazón de los arboles viejos se reseca, los anillos se desintegran y el virus se desarrolla descomponiendo el corazón del árbol, el cual no tarda en quedar hueco.


Patas de Gallo:


Son fendas que nacen del corazón hasta llegar a la albura o incluso hasta la superficie. Esto se debe a la descomposición por vejez o defectos de vegetación, haciéndolo inútil para cualquier tipo de trabajo. Estas se parecen a las grietas, pero son de mayor proporción y se ramifican desde el corazón hasta la corteza. Dependiendo del árbol, esto puede originarse en el desarrollo del árbol o después del apeo.

Hendiduras:

Se suelen manifestar en arboles sanos, a causa de la contracción o secado. Las hendiduras van de la corteza al centro, perpendicularmente a las fibras de la madera y se estrechan cuando se acercan a la médula.

Acebolladuras:


Son huecos producidos por la separación de tejidos leñosos, normalmente originadas por las heladas, más frecuentemente en los árboles ricos en tanino (como el castaño y la encina) Las tablas de madera que tienen acebolladura, tienden a rajarse durante el secado y las fibras se separan en los anillos afectados.

Tumores:

Se originan:

Nudos:

Los nudos se forman con la rotura de las ramas que crecen en distinta dirección que el tronco. Cuando estas ramas se rompen, secan o se corta, se forman nuevos tejidos al rededor de la zona cortada, dando lugar a los nudos. Los nudos se caracterizan por tener una mayor dureza y crecen en dirección diferente que el resto del árbol. Se diferencian por nudos vivos, los cuales están fuertemente adheridos a los tejidos o nudos muertos y se desprenden con facilidad, estos están compuestos por tejidos.

Grietas:


Las grietas son rajas que se producen en el sentido de los radios medulares, y suele deberse a la rápida perdida de humedad.

Lagrimales:

Los lagrimales se originan por la filtración de agua de lluvia cuando se desgaja, pudre o rompe una rama interrumpiendo el paso de la sabia corrompiendo las zonas leñosas circundantes.

(MADERA NATURAL:) -Maderas duras:


Haya, roble, nogal, ébano, cerezo, castaño, fresno, olivo.

-Maderas blandas:

Pino, abeto, balsa, chopo. 

MADERA ARTIFICIAL


Son derivados de la madera elaborados a partir de láminas o virutas de madera tratadas convenientemente.

Dureza:


La dureza es la resistencia que opone un material a ser penetrado por otro.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *